Empoderan a los ciudadanos para ser activos en la vida democrática

54

Durante el segundo semestre del 2017, el Instituto Nacional Electoral (INE) puso en marcha la Estrategia Nacional de Cultura Cívica (Enccívica) en todo el país, cuyo objetivo era empoderar al ciudadano y fomentar su participación más activa en la vida democrática del país, a través de mesas de diálogo moderadas por las autoridades electorales de las entidades y con la colaboración de especialistas, profesionales, estudiantes y sociedad civil organizada.
Este ejercicio se realizó en Campeche con dos sesiones de trabajo en cada uno de los dos consejos distritales. Aunque por el momento la estrategia fue pausada por el proceso electoral, se retomarán los trabajos de acercamiento con la ciudadanía, aseguró para Novedades de Campeche el presidente de la Junta Distrital 01 del INE en Campeche, Omar Valle Flores.

¿Cómo se desarrollaron los trabajos de esta estrategia en Campeche?
En la Junta Distrital 01 Campeche se realizó la mesa temática enfocada a la participación ciudadana y su empoderamiento, en la que se dieron a conocer cuáles son las principales causas por las cuales los ciudadanos han dejado de confiar en sus autoridades e instituciones, además de inhibir el voto en los procesos electorales.
Durante los trabajos, los expertos coincidieron en que la corrupción y la falta de transparencia provocan este fenómeno de alejamiento de la población en la vida democrática.
Esta estrategia es una política pública de alcance nacional que llama a todos los actores, tanto públicos como privados, a comprometerse y corresponsabilizarse con el reto de fortalecer la cultura democrática en el país, en particular la cultura cívica que le da sustento y permanencia.

¿Cuál fue el mensaje para que participaran?
Se convocó su asistencia a la Mesa Temática de Diálogos para una Cultura Cívica con la esperanza de contribuir e impulsar el inicio de un cambio cultural de empoderamiento de los ciudadanos, que redunde en beneficio de nuestra comunidad.
La convocatoria para participar en Enccívica fue pública a fin de recibir una mayor asistencia, pues hasta antes de estas acciones tomadas por el INE no había existido en México una estrategia de Estado orientada a favorecer el desarrollo de una cultura democrática que, a través de la más amplia participación ciudadana, acompañe la generación de nuevas prácticas y un ejercicio eficaz del poder público, sujeto a la rendición de cuentas y que involucre a la ciudadanía en la toma de decisiones.

¿Es coincidencia que la estrategia inicie antes del proceso electoral?
Todo está relacionado, se debe aprovechar a fin de detectar una oportunidad para poner en práctica diversas formas de participación ciudadana como empoderamiento ciudadano, en el desarrollo del proceso y en el día de la jornada al emitir su voto.
Incluso, en sus ámbitos de influencia los participantes pueden promover la importancia de que los ciudadanos acepten participar como funcionarios de mesa directiva de casilla en caso de resultar seleccionados, o como observadores electorales, para así constatar el desarrollo de las diversas etapas del proceso electoral.

¿Cuál fue el sentir de los participantes en las mesas de diálogo?
A veces las sentían ellos un poco limitadas, pero es el primer paso que dimos como INE. Ellos son libres de continuar con esto por su cuenta, organizándose como ciudadanos porque hay libertad de reunión, de expresión y de participación política; fue como un primer empujón y tuvimos muy buena aceptación.
No es que se haya suspendido por el proceso electoral, pero tenemos tareas más urgentes que realizar. El proyecto de Enccívica será retomado un poco más adelante para darle continuidad y empezar a ver frutos ya más concretos.

¿Será entonces una estrategia permanente?
Es un ejercicio permanente del Instituto Nacional Electoral, el fin es empoderar a la ciudadanía, que ejerza sus derechos políticos de una manera más informada y participativa. La meta es mover un poco a la gente para que se organicen y participen con una mejor calidad ciudadana.

¿Cuáles fueron los temas más señalados?
Uno de ellos fue el problema que se tiene para participar en la vida democrática, otro de los temas más destacados fue la corrupción, es algo que estuvo permanentemente presente en la preocupación de los participantes, otro más fue el ejercicio de las políticas públicas por los gobiernos, porque les interesa influir de alguna manera.

¿Quiénes fueron los que más participaron?
Estudiantes y profesores; jóvenes siempre son un público que como INE nos interesa mucho atraer, eran de mucha calidad sus participaciones porque eran alumnos universitarios en su mayoría y eso ayudó a tener un muy un alto nivel de reflexión.

¿Cuál fue el destino de las conclusiones emitidas en las mesas de diálogo?
Todos los resultados de este trabajo se enviaron a la Ciudad de México, ahí hacen una revisión de todo lo que pasó en el país para emprender nuevas actividades, es algo que no para.
Nuestras conclusiones las enviamos a la Dirección Ejecutiva de Capacitación Electoral y Educación Cívica del INE, y ahí ya están trabajando en la sistematización de los resultados de los diferentes estados del país para proponer y emprender nuevas acciones.

¿Podrá tomarse esta estrategia como detonante para regresar la confianza de los ciudadanos hacia las instituciones?
Por supuesto, digamos que empoderar a los ciudadanos, que es el objetivo primordial de esta estrategia, involucra otro tipo de cosas. Sabemos que vivimos una crisis de credibilidad, no solo el INE, sino todas las instituciones de este país y en el mundo, no es exclusivo de México.
La idea es que se acerquen al INE, que lo conozcan, que se den cuenta que lejos de inhibir su participación la quiere promover para que se vuelvan ciudadanos críticos, y en ese sentido, suponemos que esto puede ayudar a mejorar los índices de credibilidad y de confianza, lo cual facilitaría todos los trabajos en materia electoral en el país.

Una entrevista de Daniel Castillo / Fotografía: José D. Beytia