Diputados, a favor de la Ley Federal de Remuneraciones

19
Sesión del Poder Legislativo, ayer.

Por: Daniel Castillo / Fotografía: José D. Beytia

Los coordinadores de las tres fracciones parlamentarias que están representadas en el Congreso del Estado: Partido Revolucionario Institucional (PRI), Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y Partido Acción Nacional (PAN), Ramón Méndez Lanz, José Flores Pacheco y Nelly Márquez Zapata, respectivamente, vieron con optimismo la entrada en vigor de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.
La legislación establece que ningún servidor público podrá recibir una remuneración mayor a la del Presidente de la República, especifica que los que son colocados por elección popular no tienen derecho a liquidación o compensación alguna por el término de su mandato y establece sanciones que van desde multas, inhabilitaciones y hasta 14 años de cárcel para quienes violen sus disposiciones.
Ramón Méndez Lanz reconoció que desde la legislatura anterior, que también le tocó presidir, se aplicaron medidas de austeridad importantes, por lo que la entrada en vigor de esta nueva normativa no generará cambios relevantes en el quehacer administrativo del Poder Legislativo.
“Cumplimos con lo que manda la ley y daremos información transparente como hasta ahora; incluso hay formas para investigar la información del Congreso y si hay alguna denuncia las instancias correspondientes pueden hacerlo”, señaló.
Uno de los principales puntos que maneja la nueva ley federal es la eliminación de las pensiones para ex servidores públicos, sobre todo para los ex presidentes, así como fijar el salario tope máximo en la percepción neta mensual del presidente, que para este caso en el tabulador aparece por 108 mil pesos.

AÑEJA PETICIÓN CIUDADANA
Por su lado, el coordinador de la fracción parlamentaria de Morena, José Flores Pacheco, explicó que por fin fueron escuchados los ciudadanos en la petición de equilibrar las percepciones entre funcionarios, pues había diferencia entre los salarios que estaban autorizados.
“No habrá funcionarios de primera ni de segunda, todos son iguales, y los ex presidentes no tendrán una pensión millonaria. Lo primordial es que a partir de ahora ninguno puede ganar más que el Presidente de la República; es justicia social para los ciudadanos”, señaló.

“LA CORRUPCIÓN SEGUIRÁ”
Por último, la coordinadora parlamentaria del PAN, Nelly Márquez Zapata, se declaró absolutamente de acuerdo con la ley. Aclaró que esta medida no cambiará el escenario de corrupción y mal manejo de los recursos, porque los salarios no han generado los problemas financieros del país.