Denuncian baja captura de pulpo por la depredación

11

Virgilio Pérez Chan, presidente de la Asociación de Pescadores en Defensa del Mar, señaló que en los 17 días que llevan de captura de pulpo solo el 12 y 13 de agosto lograron traer más de 30 kilos, pero los que se dedican a depredar mediante el buceo se dieron cuenta de la zona y ahora ya nada más están sacando de ocho a 16 kilos diarios.
Tras respaldar el llamado de sus compañeros para poner mayor atención a quienes usan artes de pesca prohibidas para sacar el producto, hizo un llamado a los permisionarios para que contraten gente que realmente respete las reglas para no acabar con esta actividad económica de la cual dependen miles de familias.
“Este es un llamado a los compañeros que no respetan, para que se den cuenta de la afectación que le hacen al sector pesquero, que es para siempre, tenemos que cuidar nuestro futuro, porque si no solo nos vamos a quedar mirando; hay que ser más responsables al momento de entregar nuestras embarcaciones”, pidió a los permisionarios.
Dijo que está en la plena disposición de continuar trabajando en conjunto con las autoridades para que se incremente la vigilancia, aunque también solicitó a quienes integran el comité de vigilancia que no tengan consideraciones con aquellas embarcaciones que salen hasta con 10 personas que nada más van a bucear.
“Hay permisionarios que están dejando salir a estos pescadores, sin pensar que le están provocando un severo daño al medio ambiente y al ecosistema donde se desarrolla esta especie, y a pesar de la vigilancia de la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca), no hay respuesta de todos los responsables de las embarcaciones.
“El apoyo que pedimos a los permisionarios es dejar de mandar esas lanchas, nos corresponde trabajar bien, como lo establece la ley, para apoyar a las autoridades, porque si lograron obtener un permiso de pesca deben usarlo bien, trabajarlo como se debe, porque si lo utilizan mal hasta ellos van a sufrir las consecuencias”, advirtió.
El enojo de los pescadores es con sus mismos compañeros, porque no respetan lo que marca la Capitanía de Puerto, pero además tienen miedo de atropellar a alguno de ellos que se encuentre buceando, y de ahí la preocupación de los permisionarios que sí están cumpliendo con lo estipulado por la autoridad.
A dos o tres millas de la costa ya se pueden ver esas embarcaciones con hasta 10 buzos que se dedican a depredar el pulpo desde temprana hora, dañando la economía de todos los que salen con artes de pesca permitida, pues tienen que solventar los gastos de combustible y apenas “levantan” de ocho a 10 kilos.