Denominación del molusco maya abonará a ordenamiento

26

La estrategia regional de la denominación de origen del pulpo maya, que buscan los gobiernos de Campeche, Yucatán y Quintana Roo, contribuirá a generar un cambio de actitud entre los pescadores y un ordenamiento integral de la pesquería, opinó el director del Instituto de Ecología, Pesquerías y Oceanografía del Golfo de México (Epomex), Guillermo Villalobos Zapata.
Consideró que la propuesta es iniciada por el interés de quienes exportan el molusco en las tres entidades de la Península de Yucatán, pero respetando las identidades de cada Estado, para darle un valor agregado a la producción.
La iniciativa incidirá en el cambio de actitud de los pescadores para cumplir con las normativas y la ordenación de la pesquería, a través del establecimiento de tallas y acatar las cuotas de captura.
La captura de esta especie se debe conservar porque es valiosa por sus beneficios nutricionales y por la derrama que representa para las familias que de ella dependen. “Hay dos moluscos que acaparan más la atención mundial por su valor, el de marruecos y el pulpo maya, por lo que es importante evitar capturar ejemplares juveniles e impedir el uso de trampas de bloques, para que se logre su sustentabilidad”, expuso.
Agregó que se debe dar seguimiento a las reuniones y las mesas de trabajo que se han tenido con organizaciones como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para esta pesquería.
“Los resultados seguramente se verán en los próximos 5 y 7 años, porque no son tan inmediatos”, indicó.
Se debe evitar la depredación del molusco, pero para indicar cuál sería el porcentaje de disminución de la biomasa se requeriría de un estudio puntual para conocer cuánto hubo y relacionar cuánto de eso afectaría a la pesquería, aunque ha habido variaciones en los niveles.
“Con todo ello, se tienen esperanzas para alcanzar resultados satisfactorios en la pesquería”, finalizó.