Dan pasos firmes en la creación y consolidación de empresas

40

Con el dictamen para el establecimiento en Campeche de una de Zona Económica Especial (ZEE), aunado al respaldo de los gobiernos Federal y Estatal al emprendimiento, la certificación de incubadoras, sobre todo las de alto impacto, adquieren relevancia para lograr la madurez de los negocios de nueva creación.
En entrevista con Novedades de Campeche, el delegado de la Secretaría de Economía, Tirso García Sandoval, destaca la importancia de los centros de incubación de proyectos de negocios que a la postre, se convierten en empresas que requieren un acompañamiento especializado para su óptimo desempeño.

¿Por qué es importante que las asociaciones civiles, instituciones y organismos, se fortalezcan como incubadoras de negocios?
Se trata de un paso fundamental y una necesidad evidente en el Estado de Campeche, debido a que contamos con un ecosistema emprendedor muy valioso y desarrollado.
En la actualidad, debido al crecimiento de nuestras necesidades, las incubadoras que con las que contamos no se dan abasto. Entre ellas podemos mencionar a la Universidad Autónoma de Campeche (UAC), el Instituto Tecnológico de Campeche (ITC), la Universidad Autónoma del Carmen (Unacar), y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

¿Están garantizadas?
Son instituciones serias y responsables que han trabajado en coordinación con la Secretaría de Economía (SE) y la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), para orientar a los empresarios y a los propios estudiantes en el tema de posicionar el concepto de la cultura emprendedora.
Sin embargo, nos falta atender a un sector poblacional muy importante, para que cada segmento de la economía tenga su propia incubadora especializada. En este sentido, desde la SE, hacemos esfuerzos para lograr la certificación de Incubadoras de Alto Impacto, como en el caso del CCE, que va caminando en ese sentido.

Entonces, ¿el camino está abierto para la certificación de estas agrupaciones como incubadoras?
Siempre hay espacio para nuevos formadores de empresarios y a nosotros eso nos ayuda mucho, porque es importante hacer llegar a los emprendedores la información de los programas y estímulos disponibles en la Secretaría de Economía y en algunas otras dependencias de orden estatal y federal.
Los empresarios muchas veces desconocen los esquemas de apoyos disponibles y una vez que cuentan con toda la información a la mano, se capacitan para acceder a los recursos.
¿Cuál es el objetivo de los centros de incubación?
Sin duda alguna, consolidar la madurez de las empresas, disminuyendo la tasa de mortalidad de los nuevos negocios de nuestro país, pues de a cuerdo con la estadística que se comparte a nivel global, más del 70 por ciento cierra antes de cumplir los dos años de vida y entonces, con los esfuerzos de incubación, fortalecemos a los empresarios, para que establecimiento continúe en operaciones venciendo la barrera de los primeros dos años de operación para que se arraiguen como sostenibles.

¿Cuál es la importancia de contar con una Incubadora de Alto Impacto certificada ante la creación de la ZEE?
Es sumamente importante, porque el CCE ha sido un actor muy importante del ecosistema emprendedor de Campeche, un aliado importante de la delegación de la Secretaría de Economía y de la propia Secretaría de Desarrollo Económico, siempre interesado en sus propios proyectos y en cómo apoyar a sus agremiados.
Precisamente, ante la declaración de ZEE, desde hace un par de años se está trabajando en la certificación de Incubadora de Alto Impacto, están muy cerca de ser reconocidos por el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem).
El establecimiento de polígonos comerciales nos permitirá diversificar la economía de nuestro Estado, que no se dará en un plazo inmediato como todos quisiéramos, pero que sin duda, es un legado para esta y las próximas generaciones, donde Campeche tendrá una oportunidad de ser más competitivo en la atracción de inversiones.

¿Existe interés de las organizaciones para consolidarse como centros de apoyo para emprendedores?
Sí, como señalaba, están la UAC, el ITC, la Unacar y los Tecnológicos de Champotón, Escárcega y Hopelchén, en cada uno hemos platicado con los estudiantes y con las autoridades, ellos están posicionando talleres de emprendedores y cursos de emprendimiento.
Por ejemplo, en Ciudad del Carmen, el Centro de Innovación y Liderazgo, es un aliado estratégico para nosotros y tiene una gran tasa de éxito en los proyectos que promueven. Todos van caminando muy bien, pero siempre tenemos espacio abierto para nuevos centros de incubación.

¿Es importante que las instituciones de nivel medio superior y superior contemplen el emprendimiento en su esquema curricular?
En diferentes niveles, en diversas escuelas, ya se está haciendo, hoy la UAC tiene dentro de su currícula un taller de emprendedores obligatorio. Me ha tocado participar en cuatro de ellos, con resultados verdaderamente importantes.
Estos espacios nos brindan la oportunidad de apuntalar ideas de negocios de los jóvenes y formar empresas con mecanismos innovadores, siendo un ejemplo de ello, la Sociedad Simplifica con Acciones, en donde se abaratan los costos para constituir una empresa.
Gracias a ello, hoy en día existen proyectos que son una realidad, que han fructificado, que van en la senda del esfuerzo y la consolidación. Todos nacieron en las ferias de emprendedores y se van abriendo camino en este proceso complejo.

Información: Daniel Castillo