Convocan a preservar el patrimonio tangible

37
La conferencia se realizó en El Claustro de la Secretaría de Cultura

A reflexionar sobre el uso de los inmuebles y espacios públicos que enmarca el patrimonio tangible, así como la preservación de los usos y costumbres, exhortaron expertos de ICOMOS en el marco del Día Internacional de los Monumentos y Sitios.
Reunidos en el Auditorio “Hernán Loría Pérez” del Centro Cultural “El Claustro”, Carlos Domínguez Vargas, Aída Amine Casanova Rosado y Carlos Miguel Huitz Baqueiro, integrantes del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS por sus siglas en inglés), participaron en un panel convocado por la Subsecretaría de Patrimonio de la Secretaría de Cultura.
Los ponentes coincidieron en que es la población la primera destinada en velar, preservar y conservar los sitios y monumentos que dan a Campeche el título de Patrimonio Mundial Cultural.
Casanova Rosado, coordinadora de ICOMOS en Campeche, destacó la conmemoración del Día Internacional de los Monumentos y Sitios que se celebra desde hace 30 años en todo el mundo cada 18 de abril.
ICOMOS es “la mano derecha” de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco por sus siglas en inglés) en materia de conservación de los sitios y monumentos a los que ha otorgado en nombramiento de Patrimonio Mundial Cultural.
Por su parte, Carlos Huitz Baqueiro compartió “La aplicación en México de la Conservación del Patrimonio Cultural Natural”.
Finalmente, Carlos Domínguez Vargas insistió en la importancia que tiene la educación y formación de la gente respecto a la conservación y preservación del patrimonio cultural.
No se ama ni se cuida o valora lo que no se conoce y por ello es necesario que desde el sistema educativo sea materia de estudio el patrimonio cultural.
Al concluir las ponencias se abrió un espacio de preguntas y respuestas, destacando la inquietud sobre el deterioro del patrimonio respecto a la actividad turística.
Los panelistas coincidieron en que no es el turismo como tal el que causa o pudiera causar un deterioro al patrimonio, la clave está en el esfuerzo que hacen los dueños e inversores de inmuebles o espacios que se destinarán a la actividad, en que éstos respeten las regulaciones y recomendaciones de la Unesco a través de ICOMOS y demás instancias involucradas.
Un ejemplo son los inmuebles acondicionados para comercios u hospedajes sin contar las áreas adecuadas y servicios como el sanitario, destino de desechos, etcétera, e incluso afirmaron que en muchos casos existe abuso en el uso de dichos espacios justificado con la actividad turística.
Los expertos pidieron a las nuevas generaciones conocer y preservar el patrimonio tangible e intangible, pues de ello depende la identidad y que sus orígenes no se dispersen en medio de un mundo cada vez más globalizado.