Controlado, el tráfico en Puente de la Unidad

356
El Puente de la Unidad tiene 36 años en servicio y tiene una longitud, con 108 claros apoyados, 109 tramos, 109 intermedios, dos estribos en cada uno de los lados de la Isla.

Ni se ha paralizado el tráfico, ni hay desabasto en productos y servicios debido al control del paso vehicular en el Puente de la Unidad “Eugenio Echeverría Castellot”, por las fisuras en uno de los tramos, aseguró en entrevista el secretario de Desarrollo Urbano, Obras Públicas e Infraestructura (Seduopi), Edilberto Buenfil Montalvo.
El funcionario explicó que se empezó a tomar algunas medidas para evitar algún accidente: “Todas las condiciones de seguridad están puestas ahí, por lo que el tráfico continuará, y los vehículos, automóviles, camionetas, autobuses de pasajeros, camiones de carga de hasta 10 toneladas y tortons de alrededor de 15 tons., podrán cruzar por el puente, inclusive los camiones que transportan el concreto a la zona de revocación donde se encuentran las trabes y las lozas que se están colando, hasta 5 metros cúbicos podrán llevar de carga”, explicó.
Buenfil Montalvo estimó que la medida se mantendrá hasta que en mayo se concluya el nuevo Puente de la Unidad, aunque en abril ya se estará en condiciones de circular por dicha infraestructura.
Mencionó que una de las decisiones es cargar el tráfico sobre el tramo derecho del puente, donde las trabes están bien.
“Con ello se tiene la seguridad de que se puede transitar con carga ligera y paso de vehículos que no tengan gran cantidad de peso en el transporte, por lo que se mantendrá abierto –digamos– medio puente en un solo carril, tanto de ida como de regreso va a haber personal que indicará con banderas el paso al tráfico, además de vigilancia de la Gendarmería, Policía Naval y la Policía Estatal”, señaló.
Una revolvedora completa no tendrá problemas para pasar sobre el puente, porque son los únicos que están autorizados para pasar.
Están prohibidos los tráileres porque se las condiciones que se asumieron, de acuerdo con las inspecciones que se realizaron en días pasados.
“Donde hay fallas, es donde se limita el tráfico en un solo carril, ante el esfuerzo constante y los años que tiene funcionando esa infraestructura y así se vigilará hasta que se concluya el nuevo Puente de la Unidad”, concluyó.

Y ADEMÁS
Especialistas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) determinan no permitir el tráfico de unidades de carga superior a las 15 toneladas de peso sobre el Puente de la Unidad, mientras que en mayo se concluye la nueva infraestructura.
Y es que desde el fin de semana que se detectó la fisura en una de las trabes, acudió primero personal de la Sduopi y luego la dependencia estatal solicitó la intervención de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, por lo que el lunes pasado llegaron los especialistas de la SCT.
Al respecto, el subsecretario de Desarrollo Urbano y Planeación de la Sduopi, Álvaro Buenfil Bermúdez explicó que el Puente de la Unidad tiene 36 años en servicio y tiene una longitud, con 108 claros apoyados, 109 tramos, 109 intermedios, dos estribos en cada uno de los lados de la Isla.
Continuó que la estructura se compone por 5 trabes de concreto de 30 metros de longitud y como resultado de la revisión por los especialistas de la SCT, específicamente del Área de Conservación de Carreteras y Servicios Técnicos, conjuntamente con el personal de la Sduopi, y un despacho asesor especialista en Puentes, se determinaron ciertos daños en una de las trabes.
“Los tramos 1 y 2, así como 2 y 3 de la superestructura, son los más dañados, debido a que se encuentran muy cercanos al espejo de agua y son golpeados por el oleaje, viniendo en el sentido de Carmen hacia Isla Aguada, donde arranca el Puente y que el golpeteo es producido por el oleaje a lo largo de 36 años y por lo tanto, los cloruros del agua marina han penetrado en el concreto a lo largo de toda la vida útil que lleva dicha infraestructura”, expuso.
El tramo 1 y 2 del Puente, que entronca con la Isla, presenta daños por corrosión en la trabe y que es natural por el tiempo de servicio que lleva y la trabe 3 que es la central, es la que ha perdido el recubrimiento de la parte inferior, misma que será reparada.
Buenfil Bermúdez agregó que las trabes del claro 2 y 3 son las que presentan los mayores daños, y en las trabes 1 y 2 es donde se tiene el problema del desprendimiento de concreto, la fractura inclinada contigua al apoyo 2 y el espesor del acero se ha perdido, de tal manera que lo que ahí se va a realizar es inyectar con una resina para contener el deterioro del acero.
“Por eso, ese carril ya no se va a ocupar, mientras que las trabes serán reforzadas, el acero será limpiado y el concreto que está desprendido se va a retirar para contener la penetración del cloruro, mientras que en el paramento de la loza, del tramo 1 y 2, 2 y 3 está expuesto por corrosión, de igual manera se va a reparar, para que siga el puente en condiciones de ser transitado en lo que se concluye el nuevo puente”, puntualizó.