Continúa huelga en la Comuna; líder sindical en la cuerda floja

45
A las puertas del Palacio Municipal permanecen los trabajadores en huelga.

Ana Patricia Peña Uj

En medio de la vigilancia de los cuerpos antimotines de Seguridad Pública y de la Marina, en aparente tranquilidad transcurrió el tercer día de huelga en el Ayuntamiento de Campeche, pese a algunos dimes y diretes entre los trabajadores “disidentes” y el líder del Sindicato Corazón Valiente, Manuel Bonilla Carrillo, ante las acusaciones que han surgido en su contra e incluso planean solicitar su destitución, así como la inconformidad de algunos locatarios del mercado principal por las afectaciones de esta huelga.
Es importante señalar que policías antimotines permanecen en la mayoría de las 14 sedes de la huelga, como el Palacio Municipal, entre otros, para salvaguardar la integridad de los trabajadores y evitar con esto actos violentos como los ocurridos el jueves, por lo que permanecerán en esos lugares hasta que concluyan las 72 horas estipuladas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) para que se firmen los acuerdos correspondientes.

SINDICALIZADOS BUSCAN DIÁLOGO
Pese a que esta huelga es legal, aproximadamente 460 sindicalizados se reunieron en los alrededores del estadio “Leandro Domínguez” para entablar acuerdos entre ellos y dar a conocer a la prensa su postura contra dicha huelga, aprovechando también la oportunidad para solicitarle públicamente al alcalde una audiencia para el diálogo y exponer sus inconformidades, como el posible pago semanal con el que no están de acuerdo, así como los pagos al Issstecam, ya que aseguraron están en la mejor disponibilidad de trabajar en la Comuna, como lo han venido haciendo.
Estos sindicalizados fueron liderados en un inicio por Fidencio Ramírez Santos (“El Waka Waka”), delegado de aguas residuales, quien ayer a través de las redes sociales despotricó contra el líder sindical Manuel Bonilla y que hoy “se reservó el derecho” de no hablar de él y de otros temas por los que fue cuestionado, por lo que hubo una breve reunión de delegados para organizar dicha reunión.

SIN RAZONES VÁLIDAS
Posteriormente, Felipe del Jesús Vázquez Matú, delegado sindical del área Fortamun, señaló que ellos no están a favor ni en contra de la huelga, sino de las acciones y razones por las que se llevan a cabo.
Consideraron que esta lucha no está basada en razones válidas para ellos, ya que las afectaciones que se dicen tener, como acoso laboral y despidos solo se dio en pocos trabajadores, mientras que ellos (que son la mayoría) no han sufrido esta situación.
Aunque aclararon que tampoco están a favor del actual alcalde, ya que ellos solo quieren trabajar para cumplir con la obligación que tienen con su familia.

LÍDER SINDICAL PODRÍA SER CESADO
Cabe resaltar que según lo expresado en esta reunión, se tiene en la mira la destitución de su líder, Manuel Bonilla Carrillo, ya que señalaron que no representa los intereses de la base trabajadora sino los propios, por lo que insistirán en una nueva reunión extraordinaria del sindicato para llevar a cabo esta acción, pues aunque solicitaron una sesión antes de la huelga, ésta fue negada por el mismo líder sindical; sin embargo, reiteraron que los trabajadores lo pusieron en el poder y también lo pueden quitar.

BONILLA CARRILLO RESPONDE
Por su parte, el dirigente del Sindicato Corazón Valiente, Manuel Bonilla Carrillo, desconoció a todos los delegados que se manifestaron en contra de la huelga, ya que éstos estuvieron presentes en la sesión extraordinaria en la que votaron a favor de la huelga, por lo que ahora considera que están comprados y ya les llegaron al precio, ya que uno de éstos le pedía mil pesos quincenales para aumentar sus ingresos y ante la negativa se volvió antisindicalista.
Con el estatuto en mano, dijo que en el artículo 83 en su fracción tres inciso B, señala que uno de los factores de expulsión automática es no secundar un movimiento de huelga, por lo que al término de la huelga se realizará la asamblea extraordinaria y se decidirá qué es lo que pasará con estos disidentes, ya que pueden suspenderlos definitivamente, según lo señale la base trabajadora, ya que ellos son los únicos que deciden en este sindicato.
Agregó que en dicha sesión se definirá el futuro de los disidentes y el de él, ya que si así lo disponen y piden su sustitución lo aceptará. Calificó de lamentable que algunos de los disidentes a quienes consideraba sus hermanos incluso lo insultaron.
El líder desmintió las acusaciones de que recibió más de un millón de pesos y no lo repartió entre sus agremiados, ya que esto es parte de un plan orquestado por el alcalde para confundir a la ciudadanía, pues todo el recurso que llega al sindicato va directamente al área de Tesorería y se destina a diversos apoyos para los trabajadores.

VANDALISMO
Ante los actos de vandalismo en diversas sedes de la huelga, como en la oficina de Cultura municipal, donde grafitearon una frase insultante en contra del sindicato, Bonilla Carrillo indicó que esto pudiera ser de parte de los mismos trabajadores “afiliados” al alcalde, para contribuir en la opinión de los ciudadanos en su contra, ya que desde el inicio de su lucha ha recibido diversas amenazas.
Aseguró que estos actos de vandalismo no son de parte de sus agremiados, ya que ellos se conducen con respeto para no afectar este recurso de lucha.

LOCATARIOS PIDEN CORDURA
En tanto que locatarios del principal centro de abastos de la ciudad “Pedro Sáinz de Baranda”, entre éstos José García, Marcelino Serrano Mora, José Luis Romero, Juan Isaac Mejía, Virginia Cu Cortés y Zoila López Aguilar, pidieron cordura a las partes en conflicto, pues las acciones violentas han traído diversas afectaciones para ellos que no tienen injerencia en la huelga.
“Nosotros si no trabajamos no comemos”, “Dos días no trabajamos y no pude sacar para pagar mis impuestos”, fueron algunas de las declaraciones de los locatarios, quienes indicaron que esta huelga que se supone es pacífica se salió de control y causó afectaciones a terceros.
Por último, recalcaron que no se encuentran en contra de la lucha de los trabajadores, exhortando a todos al diálogo, principalmente al alcalde para que se pueda solucionar esta situación, ya que atraviesan una mala racha de ventas, lo que se recrudece por este conflicto, pues los clientes temen acercarse al mercado por alguna acción violenta.

Y ADEMÁS…
Abogados proponen diálogo para resolver conflicto

Daniel Castillo

El Colegio de la Barra de Licenciados en Derecho del Estado de Campeche, a través de su presidente, José Alfredo Cardeña Vázquez, fijó postura en torno al proceso de huelga que en el Ayuntamiento de Campeche, y propuso una iniciativa de diálogo que esté a cargo de la sociedad civil.
Esto para que en conjunto propongan a las partes involucradas en el conflicto una mesa de diálogo, organizado por la ciudadanía, a través de los Colegios de Profesionistas o Asociaciones Civiles en general, dando así certidumbre a las partes, que el diálogo que establezcan será regido por los principios de confidencialidad, imparcialidad y de neutralidad.
“La sociedad civil organizada debemos ser garantes del respeto irrestricto de estos principios del diálogo. Los colegios y asociaciones civiles que participemos en esta propuesta de diálogo tendremos como único compromiso el bien común de nuestra sociedad, lejos de cualquier influencia e interés que diste de buscar una solución pacífica y que descuide el bienestar común”, aseguró.
Cardeña Vázquez refirió que los campechanos se distinguen por ser gente de paz, que prefiere el diálogo y eso precisamente es lo que están poniendo a disposición, tanto del sindicato que encabeza Manuel Bonilla, como del Ayuntamiento, sabiendo de antemano que cada una de las partes tiene sus propios intereses.
A decir del presidente del Colegio de la Barra de Licenciados en Derecho, todos deben tener un interés superior que es el bienestar de las familias, la paz social y el respeto a las instituciones, siendo el bienestar social lo que a todos les debe interesar, para evitar que se sigan presentando enfrentamientos como en días anteriores.
“Es de esta manera como presentamos la iniciativa de diálogo para materializar la terminación del conflicto, no queremos un Campeche en pleito ni dividido, queremos un Campeche en paz. Mucho hemos hablado de la participación ciudadana en las cuestiones de interés público, hoy es tiempo que organizados, los colegios y asociaciones civiles asumamos este compromiso social”, abundó.
Acompañado por los integrantes de su mesa directiva, José Alfredo Cardeña Vázquez, señaló que es momento de que la sociedad civil organizada participe y sean garantes en la mesa de diálogo, para poner fin a la huelga que está dañando a los campechanos. Incluso, señaló que no harán alusiones personales de ninguna de las partes involucradas para tener la autoridad y calidad moral de convocarlos al diálogo.