Carreteras estatales, listas para recibir a los visitantes

27
Las carreteras del Estado están en buenas condiciones.

Las carreteras de la geografía estatal están en condiciones óptimas para transitar, aseguró el encargado de la Dirección del Centro SCT Campeche, Jesús Armando Araiza Armenta. Agregó que también se ha trabajado en la rehabilitación de la vía Campeche-Mérida, que el año pasado sufrió afectaciones por las lluvias.
Los esfuerzos están enfocados actualmente en los tramos dañados por causas climáticas, pero insistió en que en general la situación es buena.
Sobre la carretera Campeche-Mérida, detalló que ya no hay problemas porque las afectaciones que se tuvieron al inició de la licitación por 10 años fueron atendidas y controladas a principios de este año.
“Se resolvió el problema de baches y partes peligrosas en la carretera. En un principio se trabajó desde Yucatán y ya se ha avanzado en los limites con Campeche, por lo que trabajarán del lado del territorio campechano”, expuso.
Se tiene un lapso de tiempo de dos años para dejar esa vía federal al 100 por ciento. “Pero se le está dando mantenimiento, ahora la vía está en buenas condiciones, hay cuadrillas que lo atienden y hay señalamientos nuevos”, dijo.

CASETA EN NUEVO PUENTE
Por otra parte, expresó que se respetará la autorización de la caseta que se construirá en el nuevo Puente de la Unidad.
Araiza Armenta señaló que el permiso para su ubicación se autorizó desde la administración federal pasada, como una obra en concesión del Gobierno del Estado.
“Cuando presentan el proyecto de la caseta, la SCT lo revisa y ve que no haya problemas, que no vaya a provocar algún punto de conflicto y que tenga las medidas de seguridad para que pueda operar sin peligro; por eso se aprobó”, indicó.
Recordó que el trámite se hizo durante septiembre del 2015 y ayer viernes se colocó la última trabe para cerrar por completo el puente, cubriendo una longitud de 3 mil 221 metros.
Agregó que para la caseta de peaje se revisa que sea en un área donde no vaya a provocar un punto de conflicto ni peligro para usuarios, que tenga el señalamiento adecuado y que cuando opere se cuente con reductores de velocidad, así como señalamientos para la seguridad.