Campeche, sin cultura de donación de órganos y tejidos

34

Entrevista

Por: Anabel Martínez Torres

Por lo menos dos pacientes al mes son diagnosticados con muerte encefálica o paro cardiaco irreversible en el Hospital de Especialidades “Javier Buenfil Osorio”, cumpliendo con todos los requisitos para convertirse en un donador de órganos y tejidos que pudiera salvar a por lo menos 8 personas de la larga lista de pacientes a la espera de un trasplante. Sin embargo, la nula cultura de la donación en Campeche, no permite que el procedimiento sea autorizado por los familiares pese a que el donador haya manifestado su intención en vida.
Este nosocomio es el único autorizado por la Federación para dichos propósitos.
De acuerdo con el subdirector médico, Evodio Marcos Kantún Jiménez, a nivel nacional existen aproximadamente 20 mil personas a la espera de un trasplante y otros miles más a la espera de un tejido, siendo los trasplantes de riñón y córnea los más trasplantados y solicitados con listas de espera de 15 mil y 8 mil pacientes respectivamente. En el Estado la lista de espera por un riñón supera los 100 pacientes mientras que la lista para trasplante de córneas es mayor a 20.
El Día Mundial de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos, que se celebra el 26 de septiembre, surge en 2003 con la finalidad de promover y fomentar la cultura de la donación de órganos y tejidos, así como de difundir su valor e importancia en la consecución de una salud de calidad para todos, además de hacer patente el mérito y altruismo del donador y de su familia. No obstante, a 15 años de haberse instituido esta fecha, en Campeche solo el 2 por ciento de la ciudadanía en posibilidades de donar lo ha hecho o permitido.

¿En qué consiste la donación de órganos y tejidos?
En tomar la decisión en vida de donar nuestros órganos y tejidos al momento de morir para que otra persona se salve o mejore su calidad de vida, aunque una persona que así lo desee también puede donar ciertos tejidos y órganos en vida, principalmente los pares, como el riñón que es la donación más común entre familiares. Pero en el caso de la donación cadavérica las oportunidades de brindar vida a otros seres son mayores pues se pueden donar hasta ocho órganos y tejidos cuando se reúnen una serie de condiciones médicas, legales y administrativas.

¿Qué se puede donar al momento de morir?
Si la persona se encuentra en el rango de edad de entre 18 y 65 años, fallece por muerte encefálica puede donar corazón, pulmones, riñones, hígado, páncreas, piel, hueso y córneas, mientras que, cuando el fallecimiento se debe a un paro cardiorrespiratorio, se pueden donar todos los ya mencionados y además las válvulas cardiacas. Pero en vida una persona puede donar uno de sus riñones, un segmento de hígado, entre otros y mantener su calidad de vida. Después de la vida se consideran potenciales donadores a los mayores de 2 meses de edad y la donación dependerá de la valoración médica y la causa de la muerte.

En total, ¿cuántos órganos se pueden dar en vida?
Todos los órganos que son pares se pueden donar en vida, podemos donar un segmento de intestino, un riñón, segmentos de vasos, aspirados de médula ósea. El donante solo debe presentar buena salud, por ello, a partir de su intención la persona es sometida a una serie de estudios médicos que nos permita confirmar que su donación no va a perjudicar en su vida futura. Definitivamente no son aptos para donar los que padecen enfermedad mental que o retraso psicomotor por la decisión legal que la donación implica.

En lo que va del año, ¿cuántos trasplantes se han realizado en Campeche?
De entrada es muy importante subrayar que el Hospital de Especialidades es el único hospital del Estado que cuenta con una licencia de trasplante y procuración de órganos, partiendo de ello, en lo que va del año, se ha dado una nueva oportunidad de vida a través de la donación cadavérica a cinco personas con trasplante de riñón y ocho trasplantes de córnea. Número menor al que nos gustaría reportar y que sabemos se podría superar fácilmente, sin embargo, todos los trasplantes que se han realizado han sido exitosos, brindándoles seguimiento para su recuperación total hasta reinsertarse de nuevo a la sociedad y en muchos de los casos laboralmente.

¿Cuáles son los principales obstáculos?
El problema principal es la falta de donación de órganos, no existe una conciencia de donación pese a que existen las condiciones para llevarse a cabo y otro problema al que nos enfrentamos es la falta de financiamiento, pues operamos a través de los donativos de la Beneficencia Pública o recursos propios, hablamos de costos de insumos de 120 mil pesos en promedio, en total, hacer una operación de trasplante tiene un costo aproximado de 250 mil pesos desde el momento en que se extrae el órgano, es tratado, trasplantado y se confirma el éxito de la misma a los dos días. Adicionalmente el paciente debe correr con los gastos de medicación para los siguientes tres a cuatro meses que son en promedio 4 mil pesos por mes.
Un gran obstáculo para salvar vidas a través de la donación continúa siendo los familiares que por cuestiones culturales no permiten la extracción de órganos aun cuando se les explica su importancia y lo que pueden lograr con ello, como salvar hasta 8 vidas de forma inmediata. La Secretaría de Seguridad por ejemplo, ha dispuesto un espacio en las licencias de manejo para plasmar la voluntad del propietario, las tarjetas que se reparten en todas las instituciones de salud. Nosotros como procuradores de vida esperamos que muy pronto se puedan hacer modificaciones a las leyes tan solo para respetar la voluntad del donante, con ello, las listas de espera se reducirían en más del 50 por ciento.

¿Qué cuidados se requiere tras un trasplante?
Las condiciones de salud cambian casi de inmediato, por ejemplo en el caso de insuficiencia renal el paciente a los dos días recobra esta función pero todos los pacientes que trasplantamos les damos una medicación que es inmunosupresora, es decir, le baja las defensas para evitar que el cuerpo rechace el órgano pero al mismo tiempo esto condiciona al paciente y a sus familiares a tener más cuidado en su recuperación para evitar alguna enfermedad o infección que ponga en riesgo la salud del paciente

¿Qué acciones se realizan en torno a esta fecha?
Campañas de concientización y repartición de tarjetas de donantes, es todo lo que está en nuestras manos pues el resto depende de la ciudadanía, en nosotros está hacerles saber que ante un hecho trágico e inesperado en la mayoría de los casos, el paciente puede dejar un legado altruista a través de la donación de órganos o tejidos para aquellos pacientes que sufren enfermedades irreversibles de algún órgano o la mal función de algún tejido, y en muchos casos el trasplante es la única alternativa para conservar la vida y mejorar su calidad. Así no solo invitamos a que se sumen a la donación a sino a respetar la voluntad de familiares y amigos en caso de un deceso.