Campeche, por debajo de la media nacional en embarazo adolescente

16

Al señalar que entre los factores que influyen en el embarazo adolescente está la soledad y la equivocada idea que tienen las jóvenes del empoderamiento, el titular del Consejo Estatal de Población de Campeche (Coespo), Sergio Leal Gómez, destacó que en coordinación con organismos e instituciones trabajan en concienciar a la población sobre este problema y en la prevención de los casos.Con motivo del Día Mundial de la Población que se celebra el próximo 11 de julio, se presentará un diagnóstico en el que se detallará la situación en la entidad así como las causas.
Añadió que varios factores influyen en la falta de comunicación de los padres con sus hijas y esto a su vez, en que ellas deseen ser madres para tener compañía. En Campeche, la problemática tuvo un aumento consolidado desde el 2000 hasta el 2014 y se registró una contención desde el 2015 en adelante.

¿Cómo se encuentra Campeche con respecto al problema de embarazo prematuro?
Aprovecharemos el Día Mundial de la Población, que habla sobre planificación familiar, para presentar las cifras como tal, actualmente estamos cotejando esa información con el Consejo Nacional de Población (Conapo).
Hemos tenido avances, en 2014 fueron 3 mil 400 embarazos, después pasamos a 2 mil 800 y se redujo un poco más en 2016, mientras que los datos de 2017 muestran que hubo un pequeño repunte y es por eso que queremos cotejarlo, pero no es muy grande. Estamos por debajo de la media nacional, pero lo que se está buscando es concientizar al respecto.

¿Cuáles son los factores que influyen en este problema?
Algo que se está viendo es que en gran parte de los casos, los niños sí son deseados; no es que las adolescentes no quieran embarazarse. Eso significa que se requiere educación especial tanto para ellas como para sus padres.
Cada día la mujer mexicana y campechana trabaja más, cada vez tiene más horas de labores, lo cual es bueno porque ayudan al ingreso familiar, pero eso reduce la comunicación en casa. Entonces, lo que se tiene que hacer es reforzar los lazos familiares con el papá, porque notamos que hay todavía mucha resistencia, después de los siete u ocho años los adultos no quieren platicar con sus hijos, sobre todo los hombres.
Existen Redes de Apoyo, que es cuando otras personas te cuidan a tus hijos cuando tengas que ir al doctor, alguien que te pueda prestar dinero, etcétera, pero estas opciones están disminuyendo. Implica que como sociedad nos estamos volviendo un poco más egoístas y esto es algo que queremos revertir con pláticas y talleres.
No es tan sencillo como decir que hay una causa, se han hecho varias encuestas o sondeos para averiguar por qué se quieren embarazar. En Zacatecas o Campeche, las muchachas señalan un sentimiento de soledad, de que no tienen a nadie, y eso fortalece el embarazo adolescente.
Otra situación es que las niñas sienten que se empoderan de esa forma, dependiendo del nivel socioeconómico; mientras más bajo sea, el sentirse mamá como que te da el título de señora.

¿En qué edad existe mayor incidencia?
Se da más entre los 18 y 19 años de edad, que aunque ya son mayores de edad se sigue considerando a la joven como adolescente. Lo que más nos preocupa son las menores de esa edad, Campeche está entre los 5 Estados con menor población del país, así que de repente entre un año y otro saltan las estadísticas. Por ello hacemos es un seguimiento y proyecciones quinquenales para saber si está aumentando o no este problema.
¿Este problema se presenta de igual forma en la zona rural y en la urbana?
En la rural siempre existe. En San Francisco de Campeche y Ciudad del Carmen se da principalmente en las colonias de medio a bajo nivel socioeconómico. El nivel escolar que más nos preocupa es el de segundo de secundaria, porque es ahí en que un buen porcentaje de las niñas inician su actividad sexual. De ese sector, la mitad usa protección y saben sobre los métodos anticonceptivos, pero no tienen la información correcta porque piensan que por ser la primera vez no hay riesgo de embarazo.
Algo en lo que se tiene que hacer mucho énfasis es en las parejas de las adolescentes, poco menos de la mitad de los embarazos suceden con muchachos de similar edad, pero la otra mitad le llevan más de 10 años de diferencia; por ejemplo, niñas de 16 años con adultos de más de 25 años.
En otras entidades, parte del problema es que las madres de familia quieren estabilidad para sus hijas, entonces buscan que se junte con un novio más grande porque ya tiene trabajo, pero eso a la vez es más riesgoso.
Después de los 37 años de edad la percepción es más conservadora, y abajo de ese margen, en proporción, es más liberal. Los padres al educar a sus hijos no quieren hablar sobre anticoncepción o métodos de prevención, y quieren que la niña tenga un novio que sea formal, pero ellos tal vez no quieran matrimonio.
Un dato que estábamos viendo es que la mitad de los niños de Campeche ya no nacen en el matrimonio sino de relaciones en unión libre y otro porcentaje de solteras, entonces eso cada vez habla de menos redes de apoyo y cada vez habrá mayores situaciones que requieren atención.

¿En qué municipios se presenta más?
Campeche y Carmen. Hasta el 2014, Carmen era el que más registro de embarazos adolescentes tenía, después ha sido superado por Campeche, pero tenemos a Palizada que en proporción a su población, que es la más pequeña del Estado, tuvo un repunte muy fuerte y después bajó el siguiente año.
Calakmul tiene una particularidad, porque ahí se embarazan después de los 19 años, es decir que no son menores de edad pero sí sigue siendo embarazo adolescente. Los que menos casos presentan son Hecelchakán, Hopelchén, Tenabo y Calkiní.

¿Qué se puede hacer para cambiar ese mal concepto de empoderamiento?
Con los padres de familia y pláticas, porque no puedes convencer a una persona de que cambie su mentalidad de un día para otro, tiene que ser que ella vea los resultados. Tenemos una brigada con psicólogos, el Instituto de la Mujer del Estado de Campeche (IMEC), el Instituto de la Juventud del Estado de Campeche (Injucam), Promajoven, entre otras instituciones, que acuden para concienciar al respecto.
La intención es que ellas mismas se den cuenta de que ponen en riesgo su futuro, estudian menos y tienen un trabajo con menor salario. Los bebés son una maravilla, pero también es una gran responsabilidad; entre menor sea la madre mayor es el riesgo incluso de muerte y eso es algo que queremos evitar.
Por eso se habla mucho con la parte de servicios amigables que están en el sector salud, del uso de los preservativos y algunos otros controles de natalidad. Están también los talleres de padres, sabemos que a la mayoría de la población no le gusta hablar sobre ese tema, pero tenemos que hacer que las niñas estén con niños de su edad, porque es menos probable que se embaracen a que si están con adultos.

Una entrevista de Lorena García Méndez