El incremento de los combustibles desde el primer minuto de este año causa molestias entre los consumidores campechanos, quienes aseguran que de nada sirvió la liberación de los precios de las gasolinas en todo el país.
Ramón Aguirre, comerciante del Centro Histórico señaló que es necesario que la Profeco verifique los precios de los combustibles, pues existen muchas estaciones que no hacen públicos sus precios.
“Hay quienes compran un día gasolina en la estación de siempre y al siguiente día resulta que ya aumentó y muchos ni cuenta se dieron”, destaca.
Aunque son pocas las personas que han denunciado este tipo de situaciones ante las instancias correspondientes, la recomendación de las autoridades, es verificar los precios, y comprar donde más les convenga, pues esto además abonará al ejercicio de la oferta y la demanda.
Cabe señalar que el precio del combustible es variable en las diversas estaciones de servicio de la ciudad, sin embargo, en su mayoría, las gasolinas oscilan entre los 16.08 y los 16.50 el litro de Magna y entre los 17.68 y 17.73 la Premium, precios que lejos de bajar impactan a los bolsillos de los campechanos.
Cabe destacar que durante los últimos días de diciembre del 2017, los combustibles oscilaban entre los 15.83 y hasta los 15.95 en el caso de la Magna.

Información: Adriana Quijano