Campechanas, sin miedo a la maternidad

21
Muejeres no temen a maternidad
A pesar de las adversidades, las madres sortean los obstáculos para seguir adelante con sus hijos.

Crecimiento profesional, miedo a las responsabilidades e incertidumbre económica son las principales razones del porqué cada vez son más las mujeres que prefieren no tener hijos en edad reproductiva.

Posponen esta importante decisión el mayor tiempo posible, sin considerar que después de los 32 años, los riesgos en salud tanto para la madre como para el bebé son más altos. No obstante, aunque la tendencia a nivel nacional cada vez es más notoria, en estados como Campeche, los registros de nacimiento superan anualmente los 16 mil asentamientos en el Registro Civil.

De acuerdo con la responsable estatal del programa de salud materna y perinatal de la Secretaría de Salud, María Palmira Medina Meza, este fenómeno es más usual en las zonas urbanas donde se tiene mayor acceso a la comunicación y educación, mientras que la mujer de la zona rural continúa siendo la de mayor número de embarazos desde la adolescencia, quizás por el tema cultural que choca con la modernidad.

En Campeche el 90 por ciento de las mujeres que se embarazan se encuentran dentro del rango de edad idóneo siendo la prevalencia entre los 24 y los 28 años.

Ingrid Ommundsen Pérez, directora general del Registro Civil, señaló que el año pasado 16 mil 210 mujeres se convirtieron en madres, de las cuales 8 mil 275 tuvieron hijos varones y 7 mil 935 se convirtieron en madres de niñas, siendo Campeche y Carmen los municipios que por su número de población registraron la mayor cantidad de asentamientos.

En este sentido, en el municipio de Campeche se registraron 5 mil 068 nacimientos, siendo 2 mil 569 niños y 2 mil 499 las niñas, la ciudad capital (San Francisco de Campeche) el que mayor número de asentamientos realizó con 4 mil 453 en total.

El municipio de Carmen registró mil 968 neonatos del sexo femenino y mil 972 del sexo masculino, siendo Ciudad del Carmen la ciudad con mayor registro con 2 mil 672 asentamientos en total.

De esta manera, en Calkiní, 937 mujeres se convirtieron en madres en 2018, en Campeche 5 mil 068, en Carmen 3 mil 940, en Champotón mil 650, en Hecelchakán 587, en Hopelchén 972, en palizada 151, en Tenabo 133, en Escárcega mil 202, en Calakmul 558 y en Candelaria mil 012.

En lo que va de 2019, tres mil 049 mujeres se han convertido en madres en todo el estado.

EL MOMENTO IDÓNEO

“Actualmente las mujeres priorizan su superación personal como completar su formación académica, conseguir un buen empleo, viajar, apoyar a la familia, superación económica, entre otras cosas antes de pensar en establecerse.

No está mal porque tenemos a mujeres que cuando toman una decisión lo hacen informadas-

Claro, también muchas no saben o no concientizan que después de los 32 años los riesgos tanto para la mujer como para el producto son mayores y por ello también se debe considerar en la planeación de vida la edad reproductiva”.

En términos biológicos, explicó que desde la parte médica el rango de edad idóneo para convertirse en madre se encuentra entre los 20 y 30 años, cuando el cuerpo físicamente está preparado para afrontar los cambios naturales que produce un embarazo y proteger al producto durante la gestación.

Resultan ser los fabulosos 25 años la edad en que médicamente se considera existen las condiciones más favorables para concebir, engendrar y parir un hijo.

En contraparte, los riesgos que enfrenta una mujer que decide ser madre después de los 30 años de edad van desde el descontrol de la presión arterial debido a los kilos que la madurez trae consigo en muchas ocasiones, enfermedades neoplásicas y otros factores de riesgo que se descubren a partir de un análisis previo a la concepción.

“La principal recomendación antes de un embarazo sin importar la edad es acudir con el médico de confianza a exámenes generales para constatar su estado de salud, recordemos que en el caso de las mujeres de 30 años y más son factores de riesgo los que se suman lo que no necesariamente significa la imposibilidad de un embarazo”.

En este sentido, desde la primera consulta de control de embarazo, la Secretaría de Salud realiza una prueba rápida para determinar junto con la paciente los factores de riesgo que pudiera afrontar y poder dar un seguimiento personalizado de acuerdo a sus necesidades, de ahí que el exhorto sea a llevar cada una de sus consultas para preservar la salud del infante y de la madre.

La Secretaría de Salud da seguimiento específico a cada cuenta con programas de seguimiento específicos para estas mujeres que decidieron embarazarse después de los 30 años, el cual se lleva en su consultorio médico a través de sus consultas de seguimiento.

2019, SIN CASOS DE MUERTE MATERNA

Gracias a las acciones en materia de capacitación, concientización y seguimiento médico, en lo que va del año no se tiene registro de ninguna defunción de mujeres en etapa de gestación o puerperio en el Estado, por lo que la Secretaría de Salud refuerza estrategias a favor de la mujer sobre la importancia de la salud previo, durante y después del embarazo para la madre y el bebé.

En este sentido entre 2017 y 2018 Campeche sumó 11 muertes maternas junto con sus neonatos a excepción de un caso donde se logró salvar al bebé, siendo las principales causas las enfermedades hipertensivas, edema y proteinuria en el embarazo, parto y puerperio, y las hemorragias obstétricas.

En el Estado existen 90 Clubes de Embarazo donde las mujeres acuden a su control pero también a tomar capacitación y apoyo emocional para asumir de la mejor manera el proceso.

Sin dejar de lado el intercambio de experiencias entre mujeres que están pasando por lo mismo, pues finalmente la maternidad debe verse como una decisión y no como una condición de mujer.