Cada vez más cerca del voto electrónico

33
“Este nuevo modelo de la credencial estará vigente junto con la actual versión y la digital; se aceptarán los tres modelos mientras se encuentre registrado en el Padrón Electoral” Ernesto Rodríguez Juárez Vocal ejecutivo del Registro Federal de Electores

Por: Daniel Castillo

En el segundo semestre de este año, el Instituto Nacional Electoral (INE) comenzará a trabajar en la disposición de las nuevas credenciales de elector digitales, a través de un código especial que resguardará los datos de los ciudadanos, que buscará encaminarse a un posible voto electrónico.
El vocal ejecutivo del Registro Federal de Electores (RFE), Ernesto Rodríguez Juárez, explicó que los ciudadanos tendrán la opción de elegir la versión impresa habitual o el código digital, que será aceptado como identificación oficial, por lo que ya se trabaja en los lectores que utilizarán las diversas instituciones.

Actualmente el INE busca maneras de dar certeza a este documento oficial, para proteger la información personal y evitar que se pierda o sea utilizada por terceros

PASOS HACIA LA INNOVACIÓN
En diciembre, el Consejo General del INE aprobó un acuerdo mediante el cual se modifica el modelo de la mica para votar con fotografía que actualmente se produce, el cual entrará en vigor hasta que se realice el proceso de licitación para el fabricante.
“Durante el primer semestre de este año se trabajará con el modelo actual que conocemos. La nueva credencial plantea cambios en cuanto a la información que se imprime, como la incorporación de los llamados códigos QR de alta densidad, que estarán en la parte posterior de la misma”, explicó.
En el código estará toda la información de los ciudadanos, como por ejemplo el nombre, el domicilio, el número único de elector, el género, de tal manera que se pueda optimizar el uso de la identificación oficial y se transite hacia el voto electrónico.
Esta nueva modalidad permitirá que la gente pueda decidir entre la credencial actual de manera impresa o, si así lo desea, tener la versión digital para realizar los trámites habituales, mismo que podrán tener en el teléfono celular o cualquier dispositivo electrónico con la capacidad para portar los códigos QR (es la evaluación del código de barras).
Se trata de un módulo para almacenar información en una matriz de puntos o en un código de barras bidimensional. La matriz se lee en el dispositivo móvil por un lector específico y de forma inmediata nos lleva a una aplicación en Internet; puede ser un mapa de localización, un correo electrónico, una página web o un perfil en una red social.
La información general de los ciudadanos estará encriptada, es decir, fuertemente resguardada en estos códigos personalizados, de tal manera que sea imposible acceder a la misma para cualquier otro fin que no sea el de identificarse, y como no puede duplicarse, se garantiza la legalidad de los registros de la Lista Nominal de Electores y evita la suplantación de identidad.

OTRAS MODIFICACIONES
Entre los cambios aprobados por el Consejo General del INE en las credenciales de elector impresas, se amplió el número de caracteres que se utilizan para el nombre y apellido del titular, ya que algunos cuentan con más de un nombre y en la mica actual no es posible colocarlos todos. Actualmente solo se permiten 32 letras o caracteres y pasará a 50.
Se mantendrá opcional la impresión del domicilio y se tendrá la opción de elegir entre imprimir o no el género de la persona, lo que resguardará aún más la información que se ofrece en la mica con fotografía impresa.
“Estas son las variaciones fundamentales que se presentarán en el segundo semestre del año. Este nuevo modelo de la credencial estará vigente junto con la actual versión y la digital; se aceptarán los tres modelos mientras se encuentre registrado en el Padrón Electoral”, apuntó.

MEDIDAS DE SEGURIDAD
Por la importancia del tránsito digital de la credencial de elector, confirmó que el Instituto Nacional Electoral ha trabajado previamente con dependencias e instituciones, así como la Asociación Bancaria, con quienes han establecido algunas estrategias para la incorporación de los lectores de los códigos QR.
La intención es que en las instancias, tanto públicas como privadas, cuenten con este servicio que facilita el trámite a los ciudadanos, y que por medio de un escáner puedan verificar la identidad de la gente sin que por ello tengan que almacenar la información, para salvaguardar los datos personales de quienes utilicen este tipo de credencial.
Consideró importante que el INE implemente este nuevo esquema de identificación porque uno de los objetivos fundamentales que plantean es que se otorgue certeza a un documento tan relevante, protegiendo la información personal y evitando que se pierda o sea utilizada por terceros.
Los ciudadanos solamente podrán tener una de las dos versiones para evitar la duplicidad de registros y las instancias que requieren el documento de identificación pueden verificar los datos, ya sea a través de las huellas dactilares o el código QR, que también estará impreso en la mica habitual.
“Esto busca inhibir el robo de identidad que se ha incrementado en fechas recientes y que las autoridades de seguridad han alertado de manera oportuna, también evitará que las credenciales sigan siendo clonadas para fines ilegales, por las medidas de seguridad que se manejan en la incorporación de la información al código”, expresó.

RENOVACIÓN NO SERÁ OBLIGATORIA

El Instituto Nacional Electoral reiteró que no será obligatorio hacer el cambio de credencial, por lo que los ciudadanos podrán mantener la actual si sigue vigente. En caso de que opten por tener la versión digital, tendrán que entregar la impresa. Esto se mantiene así para no perjudicar a aquellas personas que no tienen acceso a la tecnología o un medio electrónico.
Evidentemente, el INE se enfocará en el uso de la credencial digital para el momento de las elecciones, con la entrega de lectores en las mesas de casilla para identificarse y ejercer su derecho al voto sin problema, mientras se consolida el voto digital.
Será en los próximos meses cuando se dé a conocer el monto de inversión que ejercerá el INE en este proceso que no tiene un plazo específico, es decir, comienzan los trabajos de cambio en el segundo semestre, pero no hay una fecha específica para que quede listo ya todo el procedimiento.