Baja captura de camarón, por pesca ilegal y escasa vigilancia

49
Varios barcos camaroneros no cruzaron a Tamaulipas y se quedaron a esperar al 1 de noviembre que se levante la veda en la Sonda de Campeche.

“Pesca ilegal, y la escasa inspección y vigilancia por parte de las autoridades es la responsable del peor año para la pesca en la historia de Campeche”, aseguró el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera y Acuícola (Canainpesca), Francisco Elías Romellón Herrera.

Detalló que cada embarcación invirtió en promedio 50 mil pesos tan solo en combustible, por lo que el tonelaje obtenido resulta insuficiente para la rentabilidad de las operaciones.

“Los barcos han llegado con una pesca muy pobre, han llegado barcos con dos o tres toneladas de camarón y siete u ocho toneladas, pero ni pescando ocho toneladas es rentable después de gastar 50 mil pesos de diesel y salir a la mar 33, 34 días, más los gastos de comida de ida y regreso. Definitivamente, es un año muy difícil, para nosotros es un año único en la historia”, indicó.

En entrevista, el presidente de la Canainpesca aseguró que la razón de que muchos dueños de embarcaciones pesqueras se encuentren analizando la rentabilidad de esta actividad, pese a los años de tradición y cuidado de la mar que se ha tenido, es la depredación que imperó este último año por parte de los delincuentes marítimos, que sin importar las especificaciones de las autoridades continuaron actividades de pesca ilegal, sin que nadie les pusiera un freno.

“Nunca habíamos tenido una temporada tan mala como ésta y todo tiene una explicación: las vedas no se respetaron, la depredación, la pesca ilegal estuvo a la orden del día, no hubo un control de respeto a las vedas y ésta es la consecuencia, que hoy al salir a pescar después de cuatro meses de veda el crustáceo ya había sido dañado y hoy estamos pagando los que cumplimos con las leyes, los que hacemos las cosas en orden y por fuera estamos viendo la ilegalidad y un consentimiento de la autoridad de la pesca ilegal total”, afirmó.

BARCOS RETORNAN A PUERTO

En este sentido, señaló que la mayoría de los camaroneros ya han retornado a puerto en espera de la próxima veda para poder analizar las circunstancias y determinar si se podrán sacar nuevamente los barcos o comenzar las denuncias con las autoridades correspondientes, para evitar que la depredación ilegal continúe, pues en promedio, esta temporada el tonelaje promedio por embarcación fue de cinco toneladas con una exposición al mar de más de 30 días hasta aguas tamaulipecas de ida y regreso.

Actualmente, no existen puertos seguros en el país, lo que aumenta el riesgo de la actividad, pues puertos donde normalmente se atracaba como Tampico y Veracruz, la inseguridad y delincuencia organizada no los hacen viables, forzando a los hombres de mar a realizar viajes largos sin descanso.

FALTA MÁS VIGILANCIA

Romellón Herrera dijo que las denuncias y quejas que afectan al sector en el estado, han sido expuestas ante las autoridades estatales y federales correspondientes sin éxito hasta el momento, por lo que se espera que los precarios resultados de la temporada sea una llamada de atención que se traduzca en estrategias efectivas de inspección y vigilancia, para evitar que la pesca ilegal continúe afectando esta actividad primaria y el ecosistema en general.

Finalmente, reveló que dadas las condiciones de depredación y delincuencia en las zonas de pesca, alrededor de cinco barcos camaroneros del estado no cruzaron a Tamaulipas y se quedaron a esperar al 1 de noviembre que se levante la veda en la Sonda de Campeche para abatir costos y evitar más riesgos.