Por: Adriana Quijano García

La denominación de origen del pulpo de manera regional significa un reto importante para la Península de Yucatán, destacó el secretario estatal de Pesca y Acuacultura, José del Carmen Rodríguez Vera, al encabezar los trabajos de la tercera reunión del comité regional de seguimiento para la iniciativa que se realizó ayer en Campeche.
En uno de los salones del Parque Industrial, explicó que la finalidad es establecer un consenso y las bases sólidas para el que se convertiría en el segundo producto de la región con este distintivo, después del chile habanero de la Península de Yucatán.

El objetivo es abrir puertas para el molusco en diversos mercados del mundo. Por ello, se trabaja en los trámites que, en caso de concretarse, impulsarían el desarrollo productivo y darían valor a la pesquería ribereña.
Campeche es el segundo productor a nivel nacional del Octopus maya con más de ocho mil 330 toneladas al año y ganancias superiores a los 354 millones de pesos, contribución que coloca a la Península de Yucatán como el mayor productor de esta especie en el país, y a México, como el tercer productor a nivel mundial.
Reiteró la importancia que juega la entidad en la búsqueda de una denominación de origen de tipo regional, ya que esta actividad es el sustento de miles de familias.
“Es una pesquería de gran valor cuyo reto para el futuro es la sustentabilidad. Su potencial es digno de ser reconocido por México y el mundo. Distinguirnos como el hogar de esta especie de pulpo, singular para la cocina y paladar nacional e internacional, es la misión de esta integración regional”, abundó.
Añadió que obtener la denominación de origen colocaría al molusco junto con el tequila, el mezcal, la talavera y el café, entre otros productos.
De acuerdo con las autoridades, el miércoles 8 de noviembre comenzarán los trabajos de la marca colectiva campechana para obtener la acreditación del documento de denominación de origen, que básicamente llevará a otros procesos el producto y permitirá una mayor competitividad a nivel mundial.
El titular de la Secretaría de Pesca y Acuacultura (Sepesca) del Gobierno del Estado recordó que el molusco campechano es conocido por Yucatán y no por el lugar de donde realmente proviene. Agregó que estos avances permitirán fijar la calidad y precio, así como dejar de ser únicamente un estado de captura.
“Antes la entidad solo proveía el pulpo a Yucatán, ellos lo han transformado y lo ha comercializado con una marca que es Octomex; por eso muchos ubican al pulpo maya como el pulpo yucateco. Pero la finalidad no solo es que Octomex siga vigente, sino crear la marca Octomaya que pretendamos sea campechana”, expresó.
Parte de los proyectos que tiene el Gobierno del Estado a largo plazo es exportar el producto campechano directamente desde el puerto de Seybaplaya, donde se tendrían las instalaciones necesarias para ello.
A la reunión asistieron autoridades, empresarios y representantes del sector productivo de los tres estados de la península, además del delegado regional sureste del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), Jesús Vega Herrera; el coordinador de Asesores del Gobierno del Estado de Yucatán, Erick Rubio Barthel; el secretario particular del Gobernador del vecino estado, José María García Vales, y un representante de la Secretaría de Desarrollo Rural de Quintana Roo, Martín Domínguez Viveros.