Admite el Ayuntamiento que permitió ambulantaje

12

La vocería del Ayuntamiento, encabezada por Alejandro Gasca, admitió que la Comuna sí les permitió a vendedores ambulantes ingresar al parque principal del Centro Histórico para vender ilegalmente este fin de semana. Sin embargo, quiso justificar la acción aludiendo que no fue un permiso formal, sin embargo, en un tianguis artesanal en el kiosko había promoción con lonas con el logotipo de la nueva administración municipal.
Comerciantes de los alrededores expresaron su malestar, pues están en orden co sus pagos de permisos, a diferencia de los ambulantes.
Y aunque el vocero dijo que se buscará poner orden entre los ambulantes, no supo ni cuántos hay, ante la falta de un padrón específico.
Posteriormente, intentó justificar la acción diciendo que se armarían proyectos, pero la violación al Reglamento a la Imagen Urbana ya se cometió y precisamente admitió que el Ayuntamiento consintió las ventas irregulares en el corazón del parque.
El reglamento para el comercio en la vía pública del Municipio de Campeche, señala: El comercio ambulante y móvil dentro del primer cuadro de la ciudad de Campeche y de las poblaciones del municipio, así como frente a los edificios públicos… será restringido y condicionado de manera discrecional por razones de salubridad, seguridad personal, saturación comercial e imagen urbana, de acuerdo a las consideraciones y estudios que se realicen para el efecto.
Por su parte, el Reglamento de Imagen Urbana, en su Capítulo IIi, Artículo 10, apartado II, expresa que “Se restringirá el comercio ambulante así como la instalación de puestos fijos o semifijos”, por lo cual la autoridad municipal no puso cuidado en ello al permitir dichas ventas en el corazón del Centro Histórico.
Por su parte, algunos ciudadanos comentaron que estos vendedores perjudican la imagen del Centro Histórico, entre éstos Aída García, quien indicó que estos comerciantes dan mala
imagen e incluso esto podría desalentar a los turistas, además de que afectan a los comerciantes establecidos.
Incluso, esto pondría el riesgo del nombramiento de Patrimonio Cultural de la entidad, lo que sería un retroceso. Pedro Buendía expresó que se ha ganado mucho terreno en materia turística para “desordenar” lo que ha costado tanto trabajo conseguir.
Por su parte, Ariel Ortiz opinó que deben permitir a estas personas trabajar en ese sector, para que no cometan delitos. Exhortó a las autoridades a analizar el detalle el reglamento y dialogar con los vendedores.
En 1999, la ciudad fortificada de Campeche quedó inscrita en la lista de Patrimonio de la Humanidad por el Comité del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, y en pasadas administraciones estatales y municipales se otorgó diversas recomendaciones para cumplir con el reglamento de Patrimonio Cultural de la Humanidad, por lo que se inspeccionaron los negocios ubicados en el Centro Histórico para no dañar las estructuras coloniales, así como la reubicación de los ambulantes.