A verificación, flota de urbanos

23
Los trabajos continuarán este miércoles y mañana jueves.

Al menos 326 unidades del transporte público urbano de la ciudad capital, deberán cumplir con la verificación física y mecánica que desde ayer implementó el Instituto Estatal del Transporte (IET), de lo contrario no podrán circular ni mucho menos prestar el servicio.
En el estacionamiento del estadio de béisbol “Nelson Barrera Romellón”, las unidades fueron verificadas por los inspectores del IET, cuyos trabajos continuarán este miércoles y mañana jueves, ya que se pretende verificar el total de la flota vehicular del transporte público urbano de la ciudad que actualmente opera.
En entrevista, el encargado de la Subdirección de Inspección del IET, José Luis Gaytán Barrera explicó que las tareas están a cargo del módulo de verificación del transporte público, en la modalidad de transporte urbano.
Precisó que los trabajos son para constatar el padrón de las más de 300 unidades que conforman el padrón vehicular.
Previo a la revisión se les notificó a los concesionarios que de manera voluntaria deben llevar sus unidades, pues en el primer día se revisó aproximadamente una tercera parte del padrón con fin de no afectar el servicio a la población.

DETECCIONES
Aseguró que en las primeras revisiones, lo que se detectó principalmente fueron problemas de pintura de las unidades, desgaste del piso y del antiderrapante, cuestiones de señalización, la cromática de la unidad, pequeños vidrios de las ventadas cambiados por micas, “pero problemas mecánicos importantes en las unidades hasta el primer día de las tareas de verificación no se han encontrado”, aclaró.
Sin embargo, advirtió que en caso de detectarse fallas mecánicas en las unidades, se tendrá que sacar de circulación.

Y ADEMÁS…
Hacen valer la ley
“De hecho, por ley, cada año los concesionarios tienen que realizar la verificación física y mecánica, y una vez que pasen la revisión, podrán pagar el refrendo de la tarjeta de circulación, de no presentar la unidad, el propietario estará incumpliendo la normativa del Transporte Público Urbano vigente, porque sin ello no puede obtener la tarjeta de circulación y automáticamente no puede prestar servicio”, advirtió.
Continuó que las tareas de verificación se aplican en dos fases: la primera, para conocer en qué condiciones se encuentra la unidad, y la segunda consiste en garantizar que la unidad cumpla con los estándares mínimos de seguridad y funcionamiento.