A 18 años, San Francisco de Campeche sobresale como Ciudad Patrimonio

11

Por: Daniel Castillo

A 18 años del nombramiento como Patrimonio Cultural de la Humanidad, San Francisco de Campeche ha logrado consolidarse como una de las más destacadas de su categoría, por el orden obtenido y la buena relación lograda entre autoridades, habitantes y visitantes, que hacen de la capital campechana un atractivo de visita indiscutible en México.
Fue el 1 de diciembre de 1999 cuando la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) otorgó a la ciudad amurallada de Campeche el título que hasta ahora se mantiene vigente, luego de una serie de programas y estrategias dedicadas al rescate de las fachadas coloniales del centro y los barrios tradicionales extramuros.
Tras casi dos décadas de este acontecimiento, tanto las autoridades como la sociedad civil han logrado consolidar el patrimonio tangible, al grado de mantenerse entre las principales ciudades de México y el mundo en cuanto al rescate de sus raíces en el ámbito arquitectónico urbano, consideró el delegado en Campeche del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Antonio Benavides Castillo.
Agregó que la población ha tomado conciencia del valor patrimonial de los espacios protegidos del Centro Histórico, donde no solamente hay comercio sino se mantiene la vivienda.
Destaca que poco a poco los ciudadanos han ido aprovechando la oportunidad de reconocer el valor histórico que tienen las calles, los edificios e incluso la distribución interna. Es decir, el partido arquitectónico de cada uno de los inmuebles.
“A nivel nacional, esto destaca indudablemente porque es uno de los pocos espacios que tiene carácter patrimonial y a nivel internacional, también es reconocido Campeche por esta característica y ello ha traído también más visitantes a nuestros espacios, además del valor reconocido por un organismo internacional como la Unesco”, aseguró.
Dijo que la convivencia entre la normatividad establecida por la Unesco y el INAH con la dinámica comercial y domiciliaria en un principio fue difícil, ya que la gente no tenía conocimiento o estaba acostumbrada a realizar trámites muy sencillos o a veces ni siquiera los hacía.
Ahora, cada vez la convivencia es más sencilla, aunque aún hay problemas con gente que prefiere no solicitar de manera adecuada los permisos correspondientes para realizar alguna modificación, o con comerciantes que prefieren la ganancia económica a la conservación del patrimonio.
“Ha habido algunos problemas, pero afortunadamente hemos trabajado de la mano con el Ayuntamiento de Campeche y esto ha solucionado los problemas para hacer más tersa la relación de la población, tanto comerciantes como habitantes y visitantes”, apuntó.
Reconoció que a corto o mediano plazo no observa ningún problema que pudiera poner en riesgo el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad, y los elementos que pudieran acabar con este reconocimiento sería el desacato a la normatividad que establece el Ayuntamiento y el INAH.

CIUDAD FORTIFICADA, UN ACTIVO IMPORTANTE PARA EL DESARROLLO
Por su parte, el secretario de Cultura del Gobierno del Estado, Delio Carrillo Pérez apuntó que el nombramiento como Patrimonio Cultural de la Humanidad ha sido uno de los activos más importantes.
Destacó que por un lado ha sido un reto el que se pueda trabajar en su conservación, y por otro, se ha visto que en los últimos 15 años esto ha representado una reactivación de la economía en el Centro Histórico, ya que antes del nombramiento esta parte de la ciudad estaba abandonada.
“Antes del programa de fachadas que implementó la administración estatal, los negocios se habían ido a las plazas que estaban en boga en ese momento y el Centro Histórico no tenía vida. A partir de la dinámica que implementó el Gobierno, hemos hecho de la ciudad histórica fortificada de Campeche un activo muy importante para el desarrollo de la ciudad y del estado”, agregó.
Reveló que se trabaja en varias estrategias, una de ellas es la realización de reuniones como el Encuentro Internacional de Ciudades Históricas Fortificadas que se desarrolla actualmente en la capital del Estado, porque eso permite ver cuál ha sido la experiencia en ciudades similares a Campeche.
“Estamos hablando de las ciudades españolas, de La Habana, de San Juan de Puerto Rico, Panamá, Cartagena, y esto realmente son las cosas con las que debemos trabajar. No solamente es importante la experiencia propia, sino de otras ciudades que han tenido la oportunidad de ser un parteaguas en su desarrollo y en el beneficio a su comunidad”, dijo.
Aclaró que el nombramiento como Ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad trae consigo beneficios pero también obligaciones que hay que cumplir, convocando a todos los ciudadanos a involucrarse, pues el gobierno no podrá hacerlo solo.
Para que San Francisco de Campeche sea un éxito como ciudad patrimonio debe conservar el equilibrio entre la conservación y el uso del mismo, pues dentro de los beneficios obtenidos está el acceder a recursos importantes para el mantenimiento y proyectos de consolidación, así como ser parte de una asociación que impulsa a todas las ciudades con nombramiento en el plano internacional.
Aunque aún se avanza, nunca se podrá hablar de una total consolidación del patrimonio, pues en las reuniones se ha podido detectar que cuando se cree que se ha alcanzado algo, se asoma otra debilidad o un foco rojo; es un trabajo constante entre gobierno, sociedad civil y especialistas.

LO QUE SIGUE
En entrevista, el presidente del Consejo de Honor del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, Salvador Aceves García apuntó que San Francisco de Campeche es una de las ciudades más ricas en legado, sobre todo en la arquitectura contextual, por su uniformidad en la zona intramuros como en los barrios adyacentes.
Señaló que es una ciudad que ha mejorado a partir del nombramiento otorgado por la Unesco y es obvio que asumió esta tarea que tiene que seguir adelante para conservar toda la herencia histórica que se ha podido recuperar en estos 18 años.
“El siguiente paso de Campeche es trabajar en la recuperación de los barrios tradicionales, ordenar la vialidad y el transporte, ubicar el principal centro de abasto en un lugar donde pueda desarrollar de buena manera su función y consolidar el trabajo ya realizado, esto a corto plazo”, puntualizó.
Finalmente, el director de Desarrollo Económico, Turismo y Competitividad, Roberto Cuevas Noriega reconoció que el nombramiento de ciudades patrimonio es un distintivo a nivel mundial, que provoca que la gente viaje a esos lugares a conocerlos y eso beneficia su economía. Destacó que Campeche ocupa el cuarto lugar internacional.
“El principal reto es combinar lo histórico, lo cultural, con la modernidad al tener una ciudad bien construida para que se desarrolle de manera positiva y no perder lo más importante que es el Patrimonio tangible”, indicó.