Por: Rosendo Balan Caamal

Un tráiler de doble caja cargado con varias toneladas de artículos de línea blanca se volcó a la orilla del camino cuando su conductor intentaba orillarse para descansar. Vecinos rompen los remolques y se llevan la mercancía.
Esto ocurrió ayer en la mañana sobre la carretera federal Campeche-Mérida a la altura del kilómetro 59+900 en el tramo conocido como “curva del diablo”, donde Eliseo M.J., de 45 años de edad intentó orillar el camión marca Freighliner, con placas de la cabina roja 07AF8N y de las cajas cerradas de color blanco 393YG8 y 389YG8 del Servicio Público Federal (SPF), con razón social Supertrack S.A. de C.V., con domicilio en la ciudad de Puebla.

El hombre no midió su distancia y se salió de la cinta de rodamiento sin poder evitar que el vehículo se volcara del lado derecho junto con la primera caja, solo recibió algunos golpes. De inmediato aparecieron decenas de personas que a bordo de vehículos e incluso a pie arrasaron con la mercancía luego de romper el techo de los remolques.
Agentes de Seguridad Pública a cargo del Comandante Eddy Tamay resguardaron el área para desviar el tráfico vehicular, mientras elementos de la Policía Federal de Caminos se hicieron cargo de la unidad.