Vecinos exigen mejores calles

7
La calle 9 de la colonia Fátima permanecerá cerrada por los habitantes.

Vecinos de las calles 22 y 22-A de la colonia Fátima de Calkiní cerraron con piedras y sogas el acceso de la calle 9 para exigir al presidente municipal, José Emiliano Canul Aké, dar mantenimiento y mandar a limpiar el pozo de absorción que cada que llueve rebosa de aguas negras.
Expresaron malestar por la falta de atención a las calles que las autoridades dejaron desde hace tiempo en el olvido, “es una vergüenza que con cada lluvia nuestras pertenencias terminen bajo el agua, cosa que a los demás no les importa pues solo benefician a unos cuantos”.
Ayer por la mañana colocaron pancartas y una manta atada a un poste con las leyendas “Vecinos de las calles 13 y 14 “A” exigen a las autoridades la reparación adecuada de las carreteras y desazolve del pozo de absorción de la colonia”, “¿Éste es su pueblo mágico, muy bonito, no?”.
Unidos tanto hombres como mujeres acomodaron piedras de gran tamaño a lo ancho de la calle 13 que no retirarán hasta que la autoridad envíe a alguien a repararla y limpiar los pozos para que no se sigan inundando sus viviendas cuando llueva.
“Hace unos días vinieron a limpiar el pozo de absorción y tiraron el lodo a un costado, no hicieron nada, hay mucha gente que se ha caído en los hoyancos, por ello exigimos a las autoridades que limpien y desazolven el caño que se llena de lodo y basura”.
San Antonio Sahcabchén
Por otra parte, un enorme foco de infección se está generando al bajar el agua cerca del parque principal de esta comunidad, también por la falta de limpieza de los pozos de absorción, que cuando llueve rebosan y dejan un enorme lodazal.
La preocupación de la gente es la proliferación de moscos y el brote de enfermedades por la humedad que se acumula en zonas bajas del poblado que a su vez entra a los hogares.
Basilio Caamal, Abelardo Trejo y Nicolás Trejo mostraron preocupación por tanta agua estancada y pidieron fumigar la comunidad para que no se generen más mosquitos transmisores del dengue, zika y chikungunya.

Información: Rosendo Balan Caamal