Recuerdan el nacimiento de Jesús

29
En las parroquias de la región del Camino Real realizaron la misa de gallo en diferentes horarios.

Las parroquias de la cabecera municipal de Calkiní, así como de la villa de Bécal y las Juntas Municipales de Dzitbalché y Nunkiní, fueron abarrotadas de feligreses durante la misa de gallo para celebrar el nacimiento de Jesús, el evento más importante en la historia del cristianismo.
En esta ocasión, las misas se realizaron a partir de las 10 de la noche.
Esta celebración eucarística está muy arraigada en la Iglesia Católica desde sus orígenes. Según las tradiciones anteriores al cristianismo, en la noche del 24 de diciembre, se celebra el despertar del sol y no se duerme, sino que debe de haber fiesta.
En Calkiní, la Parroquia Central de San Luis Obispo lució llena de feligreses, así como en Dzitbalché, donde instalaron un nacimiento regional. Asimismo, en Bécal fue muy emotiva la celebración y en Nunkiní oficiaron la misa en el horario acostumbrado.
Según algunos feligreses, se llama misa de gallo porque la ceremonia originalmente es oficiada por el Papa en la Basílica de San Pedro; en la liturgia de la Navidad se realizan tres misas: la de media noche (el 24), la de la Aurora (madrugada del 25) y la tercera (durante la mañana de Navidad), pero los romanos comenzaban a contar el día desde la medianoche que se consideraba el “canto del gallo”.
Como el cristianismo adoptó una serie de costumbres paganas con la vigilia del solsticio de invierno, es decir lo que ahora conocemos como la Nochebuena, transformó estos ritos para conmemorar el nacimiento del Salvador. La Iglesia Católica primitiva adoptó esta celebración y en sus primeras representaciones solían soltar pájaros en el momento de la interpretación de la gloria, e incluso había misas en la que llevaban corderos.
AUMENTA ACTIVIDAD COMERCIAL
Previo a los festejos de la Nochebuena y en vísperas de la llegada del Año Nuevo, en Calkiní los principales comercios de ropa, calzado y comida lucieron llenos de clientes, donde los encargados de los negocios reportaron un repunte en las ventas de arriba del 40 por ciento; sin embargo, una de las modalidades más solicitadas ha sido a crédito.
Locatarios del mercado municipal “José del Carmen Cuevas Sierra” y el Centro, dijeron que los artículos más demandados son la ropa y calzado, cuyos productos tuvieron un incremento del 10 al 20 por ciento en su costo original por parte de los distribuidores, lo que obligó a incrementar el precio al público, así como artículos navideños.
Asimismo, en las tiendas de artículos para el hogar reportaron que este año aumentó la compra de pantallas, videojuegos, celulares, así como estufas, refrigeradores y lavadoras, la mayoría a crédito.
En otro orden, debido a la falta de espacios de estacionamiento, varios automovilistas han sido multados por elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, por estacionar sus unidades en franja amarilla, y algunos han sido trasladados a los patios de la corporación policial.

En el mercado de Calkiní, así como en otras áreas comerciales, hubo una intensa actividad.

MODESTO FESTEJO EN COMUNIDADES
En contraste, debido a la crisis económica, en las juntas municipales y comunidades, en muchos hogares la cena de Nochebuena fue modesta, pues en lugar de pavo degustaron pollo asado, pasta y frijoles. Incluso, Santa Claus no llegó a muchos hogares, a pesar de que los niños hicieron con anticipación las tradicionales cartitas.
En la villa de Bécal, los vecinos se organizaron para que éste bonachón hombre entregara algunos regalos a los pequeños más humildes.
Margarita Euán y Estela Huchín, amas de casa, comentaron que debido a la situación económica por la que atraviesan en sus hogares no disfrutaron de una cena (como los políticos), pues sus esposos no tienen trabajo.
Por su parte, Emmanuel May Góngora manifestó que “desde el pasado mes y con muchos sacrificios apartamos un dinero y de forma anticipada les compramos unos juguetes a nuestros hijos”.

Así se vio al amanecer la cabecera municipal de Calkiní, después de la Nochebuena.

TRANQUILIDAD DESPUÉS DE CELEBRACIONES
Semivacías lucieron las calles en Calkiní y las juntas municipales, luego de los festejos de Navidad.
El mercado público “José del Carmen Cuevas Sierra” estuvo prácticamente vacío, pero pasadas las 10 de la mañana comenzaron a acudir algunos clientes, pues los trasnochados después del mediodía comenzaron a salir para el “recalentado”.
Cabe señalar que en las iglesias oficiaron misas el mediodía y también en los cementerios algunos deudos visitaron las tumbas de sus familiares muertos.
El servicio de transporte también disminuyó, en contraste del domingo, cuando los autobuses y tricitaxis estaban saturados.

Información de Rosendo Balán Caamal