Nochebuenas pintan de colores las calles

7

Por: Rosendo Balan Caamal

Al entrar de lleno diciembre se empieza a apreciar la flor de nochebuena en parques, plazas y centros comerciales como un adelanto de la Navidad, pues su característico tono rojo hace sentir a las personas la cercanía del invierno de fin de año.
Las familias se preparan para celebrar el nacimiento de Jesús y despedir el año para comenzar una nueva etapa en la vida. Esto lo complementan con adornos brillantes y de colores, pero no puede faltar la flor originaria del centro del país por su temperatura.
A la fecha, la flor de nochebuena puede lucir desde el tradicional rojo, hasta rosa pálido, amarillo, blanco e incluso hay quienes las pintan de azul para darle realce al sitio donde las colocarán.
Esta es una de las flores que nuestro país ofrece al mundo y es, desde luego, de las más populares en diciembre, pues florece cuando los días son más cortos y las noches largas por el fresco que deben conservar, comentó Armando Trujillo Mercado, originario del estado de Oaxaca donde siembra y cultiva las plantas para que estén listas en estas fechas del año.
“El nombre original es en náhuatl Cuetlaxóchitl, que significa “flor que se marchita” o “flor de cuero”, por el aspecto y la sensación al tacto de sus hojas que parecen de hule. Los antepasados las utilizaban para adornar sus jardines, en ceremonias y para fines medicinales”, explicó.
Cabe mencionar que la maceta de nochebuena tiene un costo de 50, 70 y 100 pesos, dependiendo del tamaño.

Segunda cosecha

Cabe mencionar que en días pasados, alumnos del Instituto Tecnológico Superior de Calkiní (Itescam) inauguraron la Segunda Cosecha de Flores de Nochebuena como parte de las actividades de la carrera de Ingeniería en Innovación Agrícola Sustentable, de la cual lograron 300 plantas que hace siete meses sembraron por primera vez.