Inician festejos a la Inmaculada

16

Rosendo Balan Caamal

La imagen de la Inmaculada Purísima Concepción, patrona de Pomuch fue bajada de su nicho para iniciar las festividades en su honor con una procesión, la repartición de Sak’há y corrida de toros, para concluir el domingo 28 con una exhibición de ejemplares de casta.
El presbítero Saúl Zavala Priego encabezó la bajada de la Inmaculada y anunció una serie de eventos religiosos, artísticos y culturales en los que se espera participen todos los de católicos de la región.
Como se sabe, la patrona recibe cada año un atuendo nuevo que dona la grey católica para que luzca durante los festejos en su honor, por lo cual le fue puesta su vestimenta por un grupo de mujeres.
Se espera la llegada de feligreses de distintos puntos de la región, algunos llegan al pie de la imagen para agradecer los favores recibidos y pedir lo mejor para su hogar.
Cabe mencionar que los festejos a la Inmaculada Purísima Concepción se realizan tres veces al año, siendo el primero en abril, el segundo en julio y el último en agosto, según la tradición de los pomuchenses que data de hace muchos años.

CABEZA DE COCHINO
Por otra parte, en Calkiní la tradición de habitantes del barrio Concepción de hace más de 150 años es bailar la “Cabeza de Cochino” como agradecimiento a la milagrosa imagen, que en Domingo de Pascua y casi hasta el amanecer es venerada por numerosas familias.
De acuerdo a José Chan, un veterano del pueblo, la “Cabeza de Cochino” sale de un hogar asignado para recorrer las calles e invitar a los pobladores a unirse al festejo y reunirse en la plaza para celebrar.
Ahí, entre la conglomeración se llevan varios cerdos que después de visitar la capilla de la Concepción sacrifican para compartir entre todos. Al día siguiente sale del mismo hogar el tradicional “hueso” de cerdo que sirve para asignar a la familia que iniciará el festejo el próximo año.