Fervor por la Morenita del Tepeyac

44
En Bécal, en la Parroquia de la Natividad de Nuestra Señora se realizó la misa.

Los festejos en honor a la Virgen de Guadalupe concluyeron con las celebraciones eucarísticas, procesiones y otras actividades religiosas, donde se desbordó la fe de la grey católica que agradeció los favores recibidos; cientos de antorchistas arribaron a sus lugares de origen.
Desde las primeras horas se escucharon las Mañanitas, así como el sonar de los voladores y música con letras dedicadas a la emperatriz de América.

En la parroquia de Nunkiní arribaron grupos de antorchistas.

Las parroquias de Calkiní, Dzitbalché, la villa de Bécal y la comunidad de Nunkiní, desde el pasado lunes durante toda la mañana y parte de la tarde-noche fueron invadidas por antorchistas que trataban de llegar hacia sus lugares de origen para cumplir con la promesa hecha, mientras que ayer en los mercados “Fernando Turriza Peña” y “José del Carmen Cuevas Sierra”, de Dzitbalché y de la cabecera municipal realizaron misas, lo mismo que en las instalaciones de la CFE.
Alrededor de las cinco de la tarde de ayer en la cabecera municipal inició la procesión de los feligreses, que partieron de la Parroquia Central hasta la capilla de la Virgen de Guadalupe que se localiza en el libramiento de esta ciudad, para posteriormente participar en la misa para venerar a la Virgen Morena, en el 486 aniversario de su aparición al indio Juan Diego en el cerro del Tepeyac.
Cabe señalar que muchos niños lucieron el atuendo del indio Juan Diego.
En Nunkiní tampoco pasó desapercibida esta importante fecha, porque una vez que terminó la celebración eucarística en los primeros minutos de ayer, en la parroquia dedicada a la Virgen de Guadalupe, así como los vecinos, dieron la bienvenida a los peregrinos que llegaban a pie, otros en bicicletas y motocicletas.
Hasta en las comunidades rurales fue celebrada la emperatriz de América, con rezos y misas.
En tanto que en la parroquia de la Natividad de Nuestra Señora de la villa de Bécal, también se concentraron cientos de antorchistas, que hicieron el tiempo necesario para llegar a sus lugares de origen y poder celebrar con sus familiares a la Virgen Morena.
Alrededor de la medianoche de ayer, el presbítero Marcelino May Canul, párroco de la iglesia de la Natividad de Nuestra Señora de la villa de Bécal, esperó la llegada de los peregrinos becaleños que también cumplieron con sus promesas para oficiar la misa, a la que asistieron decenas de feligreses.
Cabe señalar la generosidad de la gente de esta región del Camino Real, que de manera gratuita ofreció a los peregrinos alimentos y bebidas para que pudieran continuar su recorrido; también fue notoria la vigilancia policiaca e incluso cerraron las calles necesarias para brindar seguridad a los antorchistas.
ESCÁRCEGA
Por otra parte, en el municipio de Escárcega la señora Julia López Luna e hijos, como cada año realizaron una novena en honor a la patrona de México a la que asistieron vecinos, familiares y amigos. Cabe señalar que esta tradición la inició Pedro Omar Sansores Caamal y tras el fallecimiento de su esposa, Julia López Luna e hijos, continúan venerando y realizando la novena, ajustándose 35 años de esta hermosa experiencia.

Información: Rosendo Balán Caamal