Feligreses abarrotan iglesias

63
En las parroquias de la región hubo una gran asistencia a la misa de gallo

Las iglesias de Calkiní, así como de las Juntas Municipales de Dzitbalché y Nunkiní y de la villa de Bécal, lucieron abarrotadas de feligreses durante la misa de gallo para recibir el Año Nuevo.
Las celebraciones eucarísticas iniciaron a las 10 de la noche del pasado domingo en las diferentes parroquias.
En la Parroquia Central dedicada a San Luis Obispo el presbítero Juan Eliodoro Kantún Huchín, bendijo a los asistentes y les deseó lo mejor para este 2018, así como los exhortó a mantener su fe en Dios.
La misa se celebró a esa hora, con el fin de que a la gente le diera tiempo para celebrar con sus familias la llegada del Año Nuevo.
En la Junta Municipal de Dzitbalché, el presbítero José Luis Ye Ehuán ofició la misa en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción a las 10 de la noche, pero horas antes inició la adoración al Santísimo; lo mismo que en la villa de Bécal, en la iglesia de la Natividad de Nuestra Señora, que tuvo a su cargo el encuentro en el mismo horario y en Nunkiní, la misa se llevó a cabo en la parroquia de San Diego de Alcalá.
Como cada año, los feligreses abarrotaron los sagrados recintos para agradecer por año que concluye y el inicio del 2018, en el que fincan sus esperanzas para que haya salud, trabajo, amor y prosperidad.

Información: Rosendo Balán Caamal