Domingo de Pentecostés

16
En las misas hubo una nutrida participación de la grey católica.

HECELCHAKAN.– La Iglesia Católica del mundo celebró ayer el Domingo de Pentecostés que en esta ocasión fue el 9 de junio al cumplir siete semanas después del Domingo de Pascua.

Esta fecha significa el descenso del Espíritu Santo y en el Antiguo Testamento era la “fiesta de la cosecha” que en el Camino Real es importante para los que se dedican a labrar la tierra.

En cada templo y en diferentes horarios se oficiaron misas para recordar los 50 días que representan el Pentecostés, uno de los domingos más importantes del año después de la Pascua.

Para el Antiguo Testamento era la fiesta de la cosecha y posteriormente, los israelitas la unieron a la Alianza en el Monte Sinaí, 50 días después de la salida de Jesús de Egipto.

En la parroquia central de San Francisco de Asís de Hecelchakán, el presbítero Cristian Joel Rivas Caamal recordó que en el calendario cristiano con Pentecostés termina el tiempo pascual de los 50 días y las fiestas de la ascensión.

“No son fiestas aisladas de acontecimientos ocurridos en el tiempo, son parte de un solo y único misterio”, advirtió.