Comerciantes tiñen los pueblos de colores

12
Dzitbalché, Bécal y Nunkiní es donde más hay vendedores de banderitas.

Como cada año, se puede apreciar por distintas calles de Dzitbalché, Bécal y Nunkiní el color de las Fiestas Patrias en los carritos ambulantes de personas provenientes del centro del país que ofrecen adornos de diferentes tipos y tamaños a precios accesibles al bolsillo del cliente.
Everardo Galicia Gregorio, proveniente de Temoaya, Estado de México, comentó que cada año llegan al sureste del país varios grupos de personas a vender banderitas, cornetas, llaveros, sombreros charros, entre muchas curiosidades, para marcar la diferencia de los tiempos y anunciar la llegada de las fiestas mexicanas.
Explicó que hay diferentes precios y tamaños, desde 15 pesos hasta 300, pues también hay adornos y juguetes tallados en madera. Comentó que otros adornos son los animalitos vestidos de mexicanos, igual que los sombreros que son los más demandados por la gente que los lleva puestos el día del Grito de Independencia.
Finalmente, Galicia Gregorio dijo que cada año le gusta venir a esta región de Campeche porque la gente es muy hospitalaria, muchas veces le ofrece de comer y ha hecho grandes amigos.

Información: Rosendo Balan Caamal