Bajas ventas en el mercado municipal

49

La mayoría de los locatarios del mercado público “José del Carmen Cuevas Sierra” de Calkiní aseguran que debido a la crisis económica que se vive en todo el país, a causa de las constantes alzas en los productos, las ventas están muy bajas.
“Las secuelas de la cuesta de enero ya se comenzaron a resentir, pues las ventas están por los suelos”, señaló Sara María Arvez, comerciante de pollos.
Dijo que la escasa demanda de los alimentos y productos que expenden en el mercado se debe a que la gente no tiene dinero para comprar, luego de los gastos del fin de año y la crisis que golpea a la mayoría de la población.
Otra inconformidad que tienen los locatarios son los clandestinos (donde venden pollo y carnes rojas) es que no pagan una cuota como ellos, e incluso lo han hecho saber al personal de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Campeche (Copriscam) y hacen caso omiso.
Por su parte, el expendedor de carnes rojas Renán Dzib Uc, respondió que las bajas ventas se deben a varios factores, como lugares clandestinos donde venden las carnes sin ningún control sanitario, lo que representa un riesgo para la salud de los consumidores, y principalmente la falta de dinero, ya que “solo acude la gente cuando es periodo de quincena” y es cuando se recupera del resto de los días. “Otro factor que influye es que la gente prefiere comprar en las colonias o barrios porque les queda cerca de sus hogares y porque el producto es un poco más fresco, situación que para los comerciantes del mercado no es muy conveniente pues se ve reflejado en sus ganancias”, agregó Dzib Uc.
Lo mismo sucede con los vendedores de frutas y verduras, así como productos no perecederos, e incluso hay algunos puestos vacíos ante la falta de clientela.