Algarabía en el Sábado de Bando

54
Los tradicionales “osos” invadieron las principales calles, llevando alegría a las familias.

Rosendo Balán Caamal/Rafael Can Santos

La algarabía y colorido predominaron en el Sábado de Bando en la cabecera municipal de Calkiní, con el desfile de vistosos carros alegóricos y comparsas, que fue presenciado por cientos de personas por las principales calles de la ciudad.
El derrotero, encabezado por los soberanos del Carnaval y de diferentes instituciones, inició frente al campo de béisbol “Roque Sánchez Espadas” hasta cruzar frente al Palacio Municipal. La presidenta del comité organizador del Carnaval, se mostró satisfecha por esta nutrida participación de los calkinienses en estas festividades dedicadas al dios Momo.
El Bando comenzó alrededor de las ocho de la noche, el cual fue encabezado por el triciclo alegórico de “Chico Che”, seguido de “Aves en peligro de extinción”, “Ralph el demoledor”, “Dragón Shenlog”, lo mismo que el carro del programa AMA.
También participaron los carros alegóricos “Dragón Ball Super”, “Las Vegas”, “El libro de la selva”, “Reino escondido”, “Batman Lego”, lo mismo que de un grupo de payasitos que arrancaron los aplausos del respetable público, ante el ingenio y creatividad de los asistentes.

DERROTERO EN LAS JUNTAS MUNICIPALES
En las Juntas Municipales de Bécal, Dzitbalché y Nunkiní también se llevó a cabo este tradicional recorrido, donde la algarabía no se hizo esperar.
El Bando fue presenciado por cientos de familias que aplaudieron a los participantes, que mostraron diferentes disfraces, así como coloridos carros alegóricos.
En Nunkiní participaron los carros alegóricos “Venado”, “Moana”, “Coco”, “Los Picapiedra”, “José Julio y zu zarpazo tropical”, “Diana la cazadora” y “La Caleta”, que fueron aplaudidos por decenas de personas, incluso el recorrido fue grabado por los representantes de las televisoras nacionales y extranjeras.

EN ESCÁRCEGA
Por otro lado, en el municipio de Escárcega los asistentes al Bando disfrutaron de algo diferente, pues se notó la participación de decenas de jóvenes y personas de la tercera edad que vivieron momentos de alegría.
Los carros alegóricos fueron elaborados por manos de escarceguenses, a diferencia de otros años que personas de otros lugares eran los que se encargaban de esto.
Los participantes y los reyes adultos, infantiles y de la tercera edad, disfrutaron con la música de los teclados de “Chékame”, así como de grupos locales.
Posteriormente, luego de disfrutar el paso de los carros alegóricos acudieron al Polifórum, para disfrutar el baile de los diferentes grupos.
Cabe señalar que todo transcurrió con tranquilidad, ante la vigilancia policiaca.

Y ADEMÁS…
“Osos” invaden las calles
En la comunidad de Nunkiní, como cada año durante los festejos carnestolendos, los tradicionales “osos” invadieron las principales calles, llevando alegría a las familias.
Desde hace muchos años prevalece esta tradición de generación en generación, donde un grupo de personas se disfrazan con costaleras, piel de venado o huano, cencerro, se cubren el rostro y salen con sus “domadores” para participar en este ambiente de “fiesta”, hasta llegar en la zona Centro, donde los grupos musicales pusieron el ambiente en esta celebración.
Nunkiní es una comunidad que dista a unos ocho kilómetros de la cabecera municipal, donde la población trata de conservar las tradiciones.