Alegre festejo para las reinas del hogar

23

Serenatas, felicitaciones cargadas de regalos, flores, un almuerzo e incluso visitas al cementerio fueron algunas actividades del Día de las Madres que ayer se celebró en todo el país; esta cabecera municipal y las juntas de Dzitbalché, Bécal y Nunkiní no se podían quedar atrás.
Para muchos, la oportunidad de reflexionar y valorar el aporte de mamá en el entorno social, político y cultural más allá de su rol en el hogar, sirve para darse cuenta de que este festejo debe ser todos los días y los cuidados y detalles con la reina del hogar nunca deben desaparecer.
Comerciantes de distintas partes sacaron un día antes la mercancía alusiva a la fecha siendo las más demandadas las flores en ramos grandes o pequeños, e incluso una sola flor para decir “te quiero” a la mujer que ha dedicado muchas horas de su vida a proteger y procurar bienestar a la familia.
Las serenatas fueron muy solicitadas en esta ocasión y en horas de la madrugada podían escucharse voces a capela acompañadas de la guitarra entonando la canción favorita de la homenajeada.
En las escuelas hubo festivales, rifas, cantos y homenajes encabezados por los niños que con días de anticipación ensayaron para ofrecer un evento digno.
Finalmente los restaurantes o fondas ofrecieron rebajas a las mujeres que acudieran con sus hijos, mientras algunos llevaron flores al panteón para recordar a su ser querido. En la cabecera municipal las autoridades colocaron una ofrenda floral en el Monumento a la Madre.

Información: Rosendo Balan Caamal