Meade propone una política para bajar la violencia

39
El candidato de la coalición Todos por México participó en la 81 Convención Bancaria

Fanny Miranda/Acapulco

José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos por México, se manifestó por la creación de una política de armas en el país para contribuir a reducir los niveles de violencia. Además, dijo que se debe cambiar la forma en la que se definen los delitos.
“Necesitamos una política de armas, se calcula que en México tenemos entre 500 mil y 1.5 millones de armas en manos de la delincuencia organizada, lo pongo en perspectiva, el ejército guatemalteco tiene 150 mil armas, y el canadiense 1.7 millones de armas, eso nos ubica en el tamaño del reto y la necesidad de actualizar nuestra misión alrededor de las armas”.
El aspirante a la Presidencia de la República manifestó que para bajar la delincuencia en Guerrero es necesario homologar el castigo a los delitos en todos los estados del país.
Entrevistado luego de participar en la 81 Convención Bancaria, señaló que de esta manera mejoraría la cooperación entre entidades y ministerios públicos para investigar los ilícitos.
“Si se comete el delito en Guerrero, la posibilidad de que se le dé seguimiento en los estados que son vecinos es bajísima, y no por falta de voluntad, porque no se definen los delitos igual”, indicó.
El ex secretario de Hacienda, se presentó en la edición 81 de la Convención Bancaria entre aplausos y ovaciones de quienes dijo conocer y por quienes metería las manos al fuego.
“Yo haría solamente un ejercicio, para efectos de ganarme un punto, si aquí levantan las manos quienes han sido servidores públicos… No sean tímidos, yo los conozco a casi todos… Yo metería la mano al fuego por prácticamente todos”, exclamó.
Y se ganó los aplausos, pero más tarde, en entrevista con los medios aclaró que “el único por el que yo podía poner al cien por ciento (las manos al fuego) literalmente y con toda certeza soy yo mismo”.
“No nos perdamos en la metáfora, aquí lo que podemos ver en la convención es mucha gente que es servidor público y mucha gente que fue servidor público, y el punto del ejercicio es reconocer que hay más gente buena que mala”.
Asimismo, durante su participación, el candidato también respondió al sector financiero y bancario del país que “ningún partido tiene el monopolio ni de la virtud, ni de la falta de virtud”, esto tras ser cuestionado sobre su decisión de abanderar al PRI.
“Los que vamos a contender somos los candidatos, y el candidato que va a contender soy yo, y en materia de trayectoria, de vida, sin ninguna ambigüedad y quien con más calidad puede voltear a ver no solamente a la ciudadanía, a mi esposa y a mis hijos vale la pena reivindicar a la política y reivindicar al servicio público”.

Milenio Diario