El VIII Distrito, con más aspirantes

7

Durante la rueda de prensa que ofreció ayer por la mañana, en cuanto a que no hay “piso” parejo para todos los contendientes en este proceso electoral 2018, el candidato independiente por el VIII Distrito, Isidoro de Jesús Verdejo Hernández, dijo que este proceso electoral es como un reto y como tal lo afronta, “pero cuando se gane la elección será un triunfo de mucho orgullo, porque no fue fácil al tener que sortear muchos obstáculos para poder triunfar”.
Tras manifestar que ya se sabía que no habría “piso” parejo, al no existir mucho presupuesto, la ciudadanía tiene mucha desinformación a la hora del apoyo, por lo que dijo que nadie debería quejarse de esta situación porque sabían a lo que se enfrentaban.
De igual manera, señaló que el Distrito VIII es el que tiene más candidatos; por ello, pidió que sea una campaña pareja entre ellos, propositiva, que les brinden el tiempo necesario a los ciudadanos ya que para eso están como aspirantes, “pero principalmente de lo que se trata es escuchar a la población”.
En cuanto al inicio de la campaña, dio a conocer que caminó el Fraccionamiento FOVISSSTE, así como la colonia Aeropuerto, para visitar a los ciudadanos y amigos en busca de su apoyo para este 1 de julio, quienes le han manifestado su confianza.
Explicó que, en este momento, se tienen seis propuestas torales que les están presentando a los ciudadanos, entre ellas, vivienda digna, empoderamiento de la mujer, trabajar con el área natural protegida, vinculación de jóvenes para que puedan conseguir trabajo; así como cuestiones de seguridad e inclusión de mujeres y jóvenes.
En este primer día de proselitismo, dijo que en el VIII Distrito el clamor de la ciudadanía es la inseguridad que se vive en la isla, así como la falta de empleo; por lo que dijo que, ante esta problemática, se trabajará a través de una red de ciudadanos que es a lo que le están apostando, para que entre toda la población se pueda resolver el problema.
Verdejo Hernández comentó que piensan hacer una “Campaña de 100”, lo que significa no gastar más de 100 mil pesos, para llevar a cabo una cruzada austera, “porque lo más importante es tener contacto con la gente”.

Información: Félix Marín